• Entrevistamos a José Luis del Campo, Responsable de Contenidos de Sobrelias.com tras la primera actualización de la Guía On-Line de Vinos Catados
    • Acceso a la Guía AQUÍ

 

José Luis del Campo, Director de Contenidos de la Revista sobrelias.com

 

Antes que nada, ¿Cómo surge la idea?

La idea llevaba tiempo en la cabeza pero debía madurarse, son varias las Guías y enólogos que ofrecen puntuaciones pero queríamos dar forma a nuestra propia idea. Creo que el paso definitivo fue la petición de las propias bodegas y que varias ya ponían nuestros puntos en sus webs como referencia. Así que recopilamos los vinos catados y la lanzamos oficialmente el 20 de marzo con más de 2.000 referencias.

¿Y cual es su rango?

Es a un tema que le dimos muchas vueltas, finalmente, marcamos un Normal para los vinos de menos de 85. Se pasa a considerar Bueno entre 85 y 88 puntos, Muy Bueno entre los 88 y los 92 y Excelente entre los 92 y los 95 puntos. Finalmente entre los 95 y 98 Excepcional dejando los 99 y 100 puntos para Único.

 

Vemos que hay puntuaciones que se “solapan”

Es muy sencillo, los puntos bisagra, por ejemplo el 92, son los más complejos para nuestra labor, ya que aparte de puntuar tenemos que marcar esa diferencia en la categoría de la calificación, en este caso concreto de Muy Bueno a Excelente, pero consideramos más justo eso que rebajar o aumentar la puntuación. Son casos muy puntuales, pero creemos que hemos optado por la opción más justa.

 

¿Qué les diferencia de otras puntuaciones?

La forma de puntuar, el comité de cata y sobretodo la vocación de servicio a las bodegas. Buscamos “facilitarles” la vida. Va a ser un servicio que prestamos de forma gratuita y sin condicionantes. Una forma de reforzar su marca o introducirse en un nuevo mercado con una valoración profesional.

 

La Guía, tras su primera actualización, ya cuenta con 2.113 referencias de más de 70 zonas

 

¿No tiene coste?

Ninguno. Toda bodega que quiera nos puede enviar muestras. Una única muestra de cada referencia. Cada cierto tiempo se reúne el comité de cata para otorgar los puntos. Con las puntuaciones, en la siguiente actualización de la Guía, que es quincenal, ya aparecen sus vinos calificados enmarcados en su zona. Además les enviamos una imagen con sus puntos para que la puedan utilizar libremente en el mundo on-line, bien en su Web, bien en Redes Sociales.

 

¿Van a estar actualizando cada 15 días? 

Efectivamente. Nuestra idea inicial era concentrar en tramos ya que todo el proceso de recepción, comité, puntuaciones… es laborioso de encajar con un día a día de una Revista. Por eso teníamos pensado marcar tres fechas tope al año y dedicarle varias personas unos días en exclusiva, pero con las circunstancias actuales, no pudimos cerrar la primera y las bodegas lo agradecen y como nuestra voluntad es la de dar servicio, pues estaremos actualizando todo el año. Ya son muchas que han remitido que nos comentan que para su próximo lanzamiento contemos con su muestra, que nos mandan una gama en un mes ya que están cambiando la imagen… y eso nos da una idea de que la flexibilidad, aunque nos implique más trabajo, es buena.

 

¿Qué es eso del comité de cata?

Para los puntos oficiales hemos creado un comité de cata. Catamos miles de vinos al año pero vía diferentes catadores, con lo que siempre pueden influir el entorno, la situación, los gustos personales, las tendencias de la zona, etc, para intentar ser lo más objetivos posible hemos creado este comité, que lo forman mínimo tres de nuestros catadores de la revista y del cual saldrá la puntuación consensuada. Llevamos tiempo trabajando juntos, coincidimos pero también hay pequeños matices que con un trabajo conjunto nos permitirán afinar la puntuación final.

 

¿Y cómo lo hacen? 

Hemos optado por cancelar desplazamientos, como es lógico y aunque sea trabajo, es momento de minimizar riesgos. La cara visible soy yo pero gracias a sistemas que permiten extraer una cantidad de vino sin alterarlo, pues podemos continuar nuestra labor. Reuniones on-line y empresas de mensajería, no nos queda otra.

 

Estupendo, así pueden continuar con su labor en unos tiempos ‘complejos’

Cierto. Creo que las bodegas así lo han entendido y sólo en la última actualización hemos sumado 87 nuevas referencias a la guía. Y debemos tener otras tantas o más esperando valoración (risas). Nuestro objetivo era llegar a final de año con 2.500 referencias nacionales pero ha encajado muy bien el proyecto y creemos que a mitad de año ya tendremos el objetivo alcanzado.

La Guía On-Line de Vinos Catados de Sobrelías ya supera las 2.100 referencias

 

Pero eso, como Guía, es extraordinario 

Indudablemente. Cuantas más referencias, mayor visibilidad y es lo que pretendemos, promocionar y difundir el mundo del vino.

 

¿Y si una bodega quiere visibilizar sus puntos en sus botellas?

No hay problema. Hemos diseñado unas etiquetas oficiales que nos pueden solicitar. Son como las estándar que se pueden ver pero con nuestro diseño enfocado en el fin que se busca.

 

¿Cómo se pueden conseguir?

Nos las solicitan y se las enviamos. Un punto importante y que me gusta recalcar es que trabajamos con imprentas locales para generar negocio de proximidad. Está todo sumamente ajustado para que sea un sobrecoste por botella “simbólico”. Lo único que hacemos es controlar la producción ya que no deja de ser nuestra imagen. Nos las piden y se las remitimos. Estamos hablando en torno a 4 céntimos por botella para que se haga una idea.

 

El coste es ‘nada’. Bajo tu opinión, ¿qué pueden aportar los puntos Sobrelías?

En primer lugar, darle una referencia objetiva a la propia bodega de cómo especialistas valoran su vino. Si deciden visibilizar los puntos en la botella es trasladar al consumidor esa referencia. Además, de cara a salir a otros países o mercados es una ‘carta de presentación’ de lo que se van a encontrar tras descorchar.

 

Los puntos Sobrelias son un ‘carta de presentación’ de lo que se van a encontrar tras descorchar

 

¿Hay muchos puntos, por qué deberían macar los puntos Sobrelías?

En primer lugar porque los están demandando (risas). Ver que bodegas ponen los puntos de Parker, los de Suckling y los de Sobrelias es un orgullo pero también una responsabilidad y con este paso marcamos nuestro estándar. No dejamos de ser una Guía que nace de una Revista nominada a los IWC como mejor plataforma de difusión de este mundo. Trabajamos profesionales con casi dos décadas en el sector y eso es garantía para las bodegas. Si yo tuviese una bodega lo marcaría, siempre es una referencia o se pueden utilizar para un país determinado o un objetivo concreto. Ellos deciden, pueden probarlo y luego ver si siguen o no, es un ‘extra gratuito’ para referenciar su vino en botella. On-line ya lo tienen de forma gratuita y pueden testear incluso si les va a merecer la pena, que estamos convencidos que sí.

 

¿Por qué puntos y no medallas?

Un concurso implica otro trasfondo, y hay cientos y cada día se crean más, creemos que para una bodega es más importante saber en qué rango está su vino valorado por profesionales del sector que tener un bronce o un oro, salvo en los de referencia mundial. Para nosotros no deja de ser ‘más presión’ ya que en cada cata nos jugamos el prestigio pero entendemos que si nuestra vocación es ayudar o darle un extra a las bodegas, es la mejor fórmula.

 

Ya para terminar. ¿Qué puntuación le da a Sobrelias?

Creo que estamos en 94 puntos. Después de nuestro primer año ya estuvimos en los IWC, tenemos decenas de miles de visitas y centenares de miles de páginas vistas al mes y un enorme alance social pero sobretodo las bodegas y los lectores nos transmiten cariño y que es una línea que les gusta, muy profesional y diferente.

El proyecto que nació en 2018 con todo lo aprendido a lo largo de dos décadas ha evolucionado como un buen vino y estamos en un punto óptimo, quizá esta nueva funcionalidad nos permita dar el salto a “excepcionales”. Seguiremos trabajando “añada tras añada” en conseguir el mejor productor final, además ya es un producto de “cepas viajas” con un coupage nacional, la base es muy buena (carcajadas).

 

 

Agradecemos la atención que José Luís nos ha prestado y deseamos que las bodegas vean, igual que hemos comprobado nosotros que esta nueva iniciativa puede ser muy interesante. Es un nuevo perfil de expertos en vino, nacionales y sin ningún tipo de ataduras. Todo nuestro apoyo esperando que dentro de poco se cambie el “es todo un 100 puntos Parker” por un “es todo un 100 puntos Sobrelias”.