• Por el sumiller José Luis del Campo

 

Verdes Castros Mencía 2018 es un vino joven monovarietal Mencía que elabora Terriña Adegas E Viñedos (del Grupo ViniGalicia). Un vino sin crianza que tiene su encanto porque muestra muy bien la experiencia en la cata de un vino tinto joven, sin crianza, con su fuerza, frescura y acidez tan típica.

Este Verdes Castros Mencía 2018, no es de extrañar por lo tanto que sea un vino muy varietal en todos los momentos de su cata. Así, en vista, nos encontramos con un vino de color rubí y cereza, muy limpio y brillante en copa parada, con una capa media, que en el movimiento de la copa nos deja ver reflejos violáceos de su juventud.

La nariz es todo fruta, frescura, acidez y la fruta van de la mano, dejando unos aromas muy definidos de fruta roja principalmente. Se perciben ciertos aromas florales como por ejemplo a violetas, todo ello acompañado por un fondo mineral muy característico y en muy buen equilibrio.

La boca es de entrada suave, con una presencia de nuevo de la fruta y la acidez muy de la mano, lo que le da viveza en el paso por el paladar. Con un volumen medio, se muestra muy persistente y un recuerdo medio. En el postgusto vuelve a aparecer la fruta y la acidez.

Este Verdes Castros Mencía es sin duda un muy buen ejemplo de los vinos Mencías jóvenes, llenos de frescura y aptos para poder beberse en cualquier momento del año, en copa o maridándolo.

 

Maridaje: me gustaría probarlo con un revuelto de setas y trigueros, porque con una carne el triunfo estaba asegurado y así probamos algo nuevo y más atrevido.