• Por el sumiller José Luis del Campo

 

Hoy traemos la cata de otro vino joven tinto, en este caso, del vino Alan de Val Mencía 2018, de Adega Alán de Val (A Rúa, Ourense), un vino que ha sido premiado este mismo años como el mejor vino tinto del año en la cata de la XX Cata Oficial de Valdeorras, dentro de las actividades de la Feria de Vino anual de esta denominación de origen.

Un vino estupendo en su cata que muestra con toda claridad la frescura y vivacidad de esta varietal, la mencía. La fruta se percibe nada más acercar la copa a la nariz, para luego dejar un enorme recorrido en boca. Pero en ambos casos con una excelente gestión de la acidez lo que le permite dejarnos una estupenda persistencia, una buena guarda pese a ser un vino joven y un recuerdo largo durante su cata.

Un color picota intenso con mucha brillantez y limpieza en copa parada, que nos deja una capa media y unos ribetes violáceos en el movimiento de la copa.

La nariz, con una intensidad media-alta, presenta aromas muy francos, destacando sobre todo aromas a fruta roja, toques a flores como violetas y un final mineral tan del terruño valdeorrés y de esta varietal.

La boca es un conjunto de sensaciones llenas de frescura, fruta y acidez, al igual que en nariz, van de la mano, dejando un vino muy equilibrado, redondo en su cata, con una buena persistencia como os indicaba antes y un postgusto lleno de fruta y frescura también.

 

Maridaje: este excelente vino está preparada para cualquier plato que se le ponga delante en mi opinión, con lo cual os recomiendo su cata con cualquier maridaje. Uno por ejemplo que me gustaría es con unos ‘callos a la gallega’.