• El alcalde lleva a pleno un hecho ocurrido hace 47 años para agradecer la contribución del escritor a la educación en la localidad

El  alcalde de Viana do Bolo, Secundino Fernández (BNG), propondrá al pleno de la Corporación municipal, que se celebra hoy 18 de mayo, a las 13,00 horas,  repudiar públicamente las acciones que “lamentablemente condujeron a la expulsión de esta villa del escritor Carlos Casares”;  restituir su memoria en lo que se refiere a hechos que “no expresaron ni expresan el sentir de las vecinas y vecinos de Viana do Bolo” ; ”hacer público el homenaje y agradecer su contribución a educación de la juventud de nuestro Ayuntamiento” y, finalmente, trasladar dicho acuerdo a Fundación Carlos Casares como principal defensor de la promoción, estudio y difusión de su obra y de su legado.

Secundino Fernández argumenta que hablar de Carlos Casares “es hablar de un reconocido escritor con una extensa obra literaria; es hablar de un escritor que utilizó y ayudó a dignificar nuestra lengua, el gallego; es hablar de una gran figura de nuestras letras al que este año se les dedican las Letras Galegas 2017”.

Recuerda su biografía: “Carlos Casares Mouriño nació ourensano, y a partir de los cuatro años vive en Xinzo de Limia; pero en realidad Carlos Casares es un gallego universal”.

Secundino Fernández Fernández

 

Explica el alcalde que la vinculación de Carlos Casares con Viana do Bolo procede del año 1969 , cuando el escritor fue nombrado profesor en el Instituto de Viana. En ese año descubrió la realidad de Viana do Bolo, conoció de primera mano “la opresión existente por parte de las autoridades. Estábamos en un momento que el sanguinario dictador Francisco Franco y sus representantes reaccionaban actuando con mayor represión ante un posible y próximo cambio, impulsado por los deseos democráticos de la sociedad”.

Añade que la desconfianza hacia Carlos Casares comenzó en el mismo momento de llegar a Viana do Bolo “y la autoridad municipal no dejó escapar la ocasión de expulsarlo de Viana en la primera ocasión que se le presentó”.

Su labor en el, entonces, “Colegio Libre Adoptado St. Tomás de Aquino”, fue comprometida  desde el primer día con la Enseñanza y con las injusticias que sufrían los más desfavorecidos. “El equipo directivo intentaba extender la educación a la mayoría de las familias vianesas, en contra de la opinión del alcalde de entonces. Hay que recordar que el instituto dependía en aquel momento del Ayuntamiento de Viana do Bolo”.

Cuenta Secundino Fernández que la ocasión para expulsarlo de Viana do Bolo llegó con la festividad de Santo Tomás de Aquino, día en el que se representó una obra de teatro a la que fueron invitadas las familias y las autoridades de la villa. En esta obra se hacía referencia a “caciques y señores feudales del siglo XX”.  La obra fue tachada de “subversiva”.

Como explica el autor de la obra, el profesor Manuel Ramos Castromil, falsamente intentaron atribuirle su autoría a Carlos Casares mediante presiones, las cuáles este se negó a ceder. En una acción totalmente injusta con un marcado carácter de represalia política finalmente lograron que Carlos Casares fuerainjustamente castigado y cesado como profesor de esta localidad. Este cese y expulsión  implicó  la prohibición para Casares de ejercer la docencia en toda Galicia, teniendo que coger las maletas  y partir hacia Bilbao para  impartir clases.

Conscientes de estos hechos, en febrero de 2004, al cumplirse el 35 aniversario de la actividad docente de Carlos Casares en Viana do Bolo, el Claustro y el Consejo Escolar del Instituto

acordaron por unanimidad poner su nombre al Centro.

Pasados 47 años de los hechos, 15 años desde su prematura muerte y aprovechando su reconocimiento, dedicándole las Letras Galegas 2017, “es de justicia acordarse de esos lamentables hechos. Es de Justicia hacer un acto de desagravio de su figura y rechazar públicamente la injusticia a que fue sometido en nuestro pueblo, habida cuenta siempre que el pueblo de Viana do Bolo no compartía semejante injusticia”, expone el alcalde.

Ante esta situación y teniendo en cuenta que uno de los principales promotores de este injusto hecho, por otra parte contrario al sentir de la población de Viana do Bolo, fue el entonces alcalde de Viana do Bolo, se realiza la propuesta al pleno de la Corporación en la sesión de hoy.