• Es una de las asignaturas pendientes reclamadas desde el propio sector y personas vinculadas al mundo de la cultura como el historiador Castro Voces

El historiador Castro Voces

 

El historiador Antonio Castro Voces formuló , durante la presentación del libro “Correxais no berce da cultura cara á liberdade” en Vilamartín, una “denuncia pública” , la carencia de un museo del vino en la comarca siendo una zona eminentemente vitivinícola y con una Denominación de Origen. “Debo llamar la atención a los políticos porque Valdeorras es una de las comarcas con una personalidad definida y más contrastada y no hay un museo en condiciones. Somos los mayores productores de pizarra del mundo y tampoco hay un museo de la pizarra. Tuvimos unas importantísimas minas de wolfram y tampoco hay nada que recoja la historia de estas explotaciones”, valoró.

Además, dijo que en el municipio de Vilamartín (Arcos, Portela) y otros del enclave como Larouco (Seadur) “hay una verdadera riqueza etnográfica como son las covas pero no hay ninguna que sea pública, a modo de museo, para explicar a vecinos, niños y visitantes el proceso que se sigue en las covas. Y eso que ahora empezarán las rutas y fiestas dedicadas a este patrimonio etnográfico.  Sin embargo, a día de hoy no se ha constituido nada que haga alusión al vino, al viñedo, a las covas y a los viticultores . Es triste pese a estar avalados por una Denominación de Origen, siendo poco menos que la única comarca de Galicia con esta carencia”.

Puso como ejemplo a seguir el único museo que existe en la comarca de Valdeorras, el de minerales de José Fernández, el presidente de la sección de Arqueología del Instituto de Estudios Valdeorreses, que “es digno de ver y lo hizo con su  trabajo y con su dinero pues no tuvo ninguna ayuda para ello. De modo que merece una felicitación”, añadió.

Antonio Castro Voces durante la presentación de “Correxais no berce da cultura cara á liberdade” en Vilamartín de Valdeorras

 

Esta reivindicación también ha sido formulada por algunos bodegueros que consideran que la clave para que la Denominación de Origen siga creciendo está en ofrecer un turismo enológico y que para ello es preciso contar con un museo propio del vino que sería el soporte ideal para atraer mayor número de visitantes teniendo en cuenta que Valdeorras ya tiene una riqueza paisajística y patrimonial relevante.

 

Maqueta para un museo del Vino, en este caso realizada por la Escuela de Arquitectura La Salle ( Barcelona) para el de Oporto