Roberto Carlos Mirás Mirás

Roberto Carlos Mirás Mirás

La lista de libros que Oscar Wilde pidió para acompañarlo a la cárcel de Reading incluyeron, La isla del tesoro y un manual de conversación franco/italiano. Alejandro Magno partía a sus campañas con un ejemplar de la Ilíada de Homero. El asesino de John Lennon consideró que un buen libro para tener en el bolsillo al cometer un crimen es El Guardián entre el Centeno de J.D. Salinger” Estas palabras de Alberto Manguel nos invitan a viajar a través de la literatura…

 

                     Son muchas las autoras y autores que a lo largo de los años, a través de muchos de sus escritos nos han invitado a disfrutar con la lectura sin movernos del salón de nuestra casa. “Una Historia de la Lectura” (Lumen) es uno de esos libros que no puede faltar en cualquier biblioteca. Su autor Alberto Manguel es un ciudadano canadiense que nació en Buenos Aires un lejano 1948. Durante algunos años trabajó como lector profesional para las editoriales Gallimard, Denoël y Lettres Nouvelles, en París y en Londres. De 1982 a 2001 residió en Canadá. Y actualmente vive en la campiña francesa, en una casa que dispone de una inmensa biblioteca. Siendo nombrado Oficial de la Orden de las Artes y las Letras en Francia. Esta “invitación a la lectura, o Una Historia de la Lectura” está formada por unas quinientas noventa y tres páginas y con un formato que da alegría y ayuda al lector al pasar sus páginas a poder disfrutar del mismo; así como sus trescientas ilustraciones a todo color. En la Obra de Alberto Manguel se suman esas dos palabras es “mejor la calidad que la cantidad” Entramos en este volumen a otro “espacio” a otro “mundo” y nos hace poner nuestra imaginación de una manera tan grande que es como si estuviéramos realizando un viaje en el tiempo. Al pasar una a una sus páginas tocando levemente con la yema de nuestros dedos nos hace acordarnos de otras lecturas, de otros encuentros; de ese “El Nombre de la Rosa” de Umberto Eco y tantos otros que son una delicia para muchas lectoras y lectores. En cierta ocasión el profesor Óscar Pujol publicó en Libros del Silencio una obra que daría mucho que hablar: “El Laberinto del Amor” (está obra se podía encontrar perfectamente en esta “Historia de la Lectura”) A las obras de Manguel podemos añadir dentro de la misma una extensa biblioteca en donde nos encontramos unos con otros y al final de cada lectura; compartir aquello que distintas personas de diversos países hemos aprendido con la misma. En cierta ocasión tuvimos la oportunidad de poder escuchar una charla de este autor en La Real Academia Gallega en La Coruña. Y en el transcurso de la misma… Le preguntó al escritor gallego Manolo Rivas: ¿en dónde está el autor en la Obra gallega o en la Obra en castellano? Y la respuesta fue una sonrisa del escritor gallego. Otros autores como los ya mencionados se suman a esta reunión a esta gran lectura que estamos formando en esa Gran Biblioteca Virtual que estamos instalando poco a poco en nuestra imaginación y podemos (¿Por qué no) hablar de ellos… No es algo nuevo, otros ya lo han hecho antes como fue el caso de José María Gironella que en uno de sus libros publicado por Planeta habla con varios filósofos y parecía que lo pasaban bien…

Desde “Expedición a los mundos perdidos” (Ya hemos hablado de él en su momento) del periodista Juan Jesús Vallejo o “Neurociencia de la Felicidad” de Mado Martínez ambos publicados por el sello Editorial Odeón hasta “Credo Quia Absurdum. La religión, la Iglesia y los fenómenos místicos a examen” (Círculo Rojo) En donde Moisés Garrido (Huelva 1966) tras muchos años de estudio y de reflexión nos habla de aquello que por desconocido no deja de ser interesante. Y nos invita con su lectura de una forma directa o indirectamente a que nos fijemos en esas palabras, “Creo Quia Absurdum o lo que es lo mismo: Creo por qué es absurdo” Una lectura accesible para todos en donde su autor hace de la claridad en su obra; una virtud. Preguntas que en ocasiones nos hacemos… ¿Cómo alcanzó tanto poder y expansión el cristianismo pese a ser una secta minoritaria?, ¿Hay evidencias históricas de la existencia de Jesús?, o ¿Qué siniestras tramas se mueven en torno a la silla de San Pedro? Y ¿son auténticas las posesiones diabólicas? Quizás haya sido la pereza, pero este volumen nos invita a acercarnos a estos temas y seguramente con su lectura no nos levantaremos del sillón hasta llegar al final de la misma.

Hasta “El Decano. De Beirut a Bagdad: 30 años de crónicas” (Planeta) Un trabajo que no tiene nada que envidiar a lo realizado por Mario Vargas Llosa o Gabriel García Márquez. Un corresponsal Tomás Alcoverro como lo describe Maruja Torres: “Es un libro- paseo por la memoria, a cargo de un corresponsal singular que ha ayudado a iluminar la percepción de numerosos lectores, oponiendo su limpia mirada a las falsas imágenes y las informaciones sesgadas que, demasiado a menudo, tratan de confundirnos

Pero, ¿nos hemos olvidado de Alberto Manguel…? Sigamos con nuestro autor… Ha publicado novelas como “Stevenson bajo las palmeras” o “La puerta de marfil” amén de ensayos como “Nuevo elogio de la locura” y “La biblioteca de noche y la curiosidad” entre otros trabajos.

Manguel

Manguel

 

“¿Qué es el placer de la lectura?, ¿en qué consiste ese extraño sentimiento de intimidad compartida, de sabiduría regalada, de maestría del mundo a través de un mero juego de palabras, de entendimiento adquirido como por acto de magia, de manera profunda e intraducible? (Alberto Manguel) Y es ahora cuando a través de “Sexto Piso Editorial” les presentamos a ustedes su última aportación, “Para cada tiempo hay un libro” un libro sencillo de leer y al finalizar su lectura cada lector aprenderá y sentirá casi el mismo placer que nuestro autor al escribirlo. El mismo está acompañado de las distintas fotografías de Álvaro Alejandro. Un escritor y artista visual que ha llevado diversas exhibiciones en Méjico y Canadá. “Uno seis meses antes de que ganará el Premio Nobel, Doris Lessing me escribió una carta desconsolada en que me decía que había enviado su nueva novela y un par de relatos largos a sus editores ingleses y americanos. Los primeros le dijeron que escribía demasiado (esto, a una novelista octogenaria) los segundos, que su Literatura tenía poco interés para las nuevas generaciones. Después del Nobel, por supuesto, fue festejada y cortejada, pero Lessing no olvidó nunca aquel despecho”

Tapa Alta ManguelAlejandro

 

Todos los volúmenes mencionados merecen esa “Historia de la Lectura” Cuenta Alberto Manguel en su “Para cada tiempo hay un libro” que “El 25 de Agosto de 1992, el ejército serbio deliberadamente bombardeó la Biblioteca Nacional de Sarajevo, destruyendo más de un millón de libros y más de 100.000 preciosos manuscritos. Entre los pocos tesoros que pudieron ser rescatados hubo un célebre manuscrito hebreo iluminado, conocido como la Haggadah de Sarajevo, elaborado en España hacia finales del siglo XIII o principios del XIV. Este libro había sobrevivido no a una sino a varias catástrofes” Los libros nos parecen mandar un mensaje: “Ustedes se irán, pero nosotros nos quedaremos; parecen querer decir los libros; mientras disfruten al pasar página a página

 

Roberto Carlos Mirás

 

http://www.sextopiso.com/

http://editorialcirculorojo.com/