• Dorinda Pérez Rodríguez recibe un homenaje el domingo en el “Paladium” de Vilamartín por parte de los Amigos do Filandón

Dorinda Pérez Rodríguez

 

El próximo domingo, 6 de mayo,  el colectivo Amigos do Filandón, rendirá homenaje a Dorinda Pérez Rodríguez, vecina de 97 años de Pradolongo (A Veiga), en el Complejo Hostelero Paladium de Vilamartín de Valdeorras,  por su aportación a la elaboración del cancionero de cantares antiguos que elaboró el presidente del citado colectivo y de la Real Banda de la Diputación de Ourense, Xosé Lois Foxo, quien le entregará la Medalla de Oro de la Real Banda de Gaitas. 

Los actos se iniciarán con una llamada a la fiesta por el cuerno celta del tocador de Outeiro, Manuel Méndez Silvelo, a partir de las 13,00 horas y la actuación de la Orquesta Río Finca de Vilamartín de Valdeorras. A las 14,00 horas habrá una comida en honor a Dorinda Pérez Rodríguez en el restaurante. Las reservas para acudir al homenaje se pueden realizar en el teléfono 988 336 801. Y, después, será la entrega de la Medalla de Oro de la Real Banda de Gaitas a la homenajeada y habrá una declamación de poemas, además de actuaciones espontáneas de los Amigos do Filandón.

Dorinda con Nicasio Vega (marido), Ermelinda (abuela) y Dora (hija)

 

Dorinda Pérez Rodríguez nació en Padrolongo (A Veiga) el 29 de marzo del 1921. Sufrió la Guerra Civil de España (1936-39) permaneciendo en su mente multitud de horripilantes casos acaecidos cerca de su casa. Desde niña tuvo que atender las faenas del campo, pastoreando el ganado por los montes de Pradolongo, lo que no le impidió aprender a leer y escribir.

La vida de Dorinda puede ser el paradigma de muchas otras mujeres del rural. De joven cantaba en los “fiadeiros” que se hacían durante las largas noches de “fiada”. Se casó con Nicasio Vega y pasó su  vida cuidando la casa así como educando a sus hijos de forma ejemplar.

Hoy con 97 años aún pastorea las ovejas y se afana en labores del campo .

Cuenta que fue una excelente costurera y “tecedeira”. De su telar sairon varias sotanas para los curas del entorno.

Los Amigos do Filandón rinden homenaje a la “Dorinda cantareira”. Xosé Lois Foxo apunta en el programa de presentación del homenaje que “ella nos transmitió una multitud de viejos cantares, que guardó desde niña en su memoria prodigiosa. Su gran patrimonio lírico pasará a formar parte de la gran “catedral” del saber popular. Gracias a mentes ilustres como la de Dorinda la cultura de Galicia sigue viva y crece con sus coplas y composiciones propias. Con este homenaje queremos agradecer a Dorinda y a toda su familia que nos hubieran  abierto las puertas de su casa desde el primero día que llegamos a Pradolongo. Hospitalidad y humanidad ejemplares en los tiempos que vivimos”.