• Formalizada la cesión, por parte de la Xunta, de la antigua caseta de ‘legoeiros’ a favor del Ayuntamiento de O Incio
  • Se destinará a actividades de dinamización social y cultural
  • El delegado territorial, José Manuel Balseiro, junto al alcalde de la localidad, Héctor Corujo, formalizaron el convenio de cesión firmado por ambas administraciones
  • Estaba sin uso y pasa pasa a ser de titularidad municipal y de uso por el vecindario de la parroquia de Trascastro
  • Esta no es la única línea de colaboración con el Ayuntamiento y, en particular, con el vecindario de Trascastro, parroquia que aspira a incorporarse al programa de aldeas modelo dirigido a la prevención de incendios forestales

 

 

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, formalizó la entrega a favor del Ayuntamiento de O Incio de la antigua caseta de ‘legoeiros’ emplazada en el lugar de Trascastro, que a partir de ahora será destinada a actividades de dinamización social y cultural.

El acto se desarrolló en la Casa del Ayuntamiento, con la correspondiente firma de la recepción por parte del alcalde de la localidad, Héctor Corujo. De este modo, el municipio de O Incio recupera para uso público este espacio, empleado antiguamente por el personal que se encargaba del cuidado y mantenimiento de las carreteras y caminos públicos y que, en la actualidad, perdió su utilidad como elemento funcional de la carretera.

“Se trata de poner al servicio del vecindario, unas instalaciones que estaban sin uso y que pueden ser aprovechadas como lugar de encuentro por las personas que residen en esta parroquia, en respuesta a la demanda que nos trasladó el alcalde”, explicó José Manuel Balseiro.

 

Nueva titularidad municipal y uso vecinal

La entrega, se produce al amparo del convenio firmado por la Xunta de Galicia con el Ayuntamiento de O Incio por lo que se autoriza la cesión, a título gratuito, de este inmueble valorado en cerca de 22.000 euros.

La antigua caseta de los ‘legoeiros’, emplazada en la carretera LU-642 Ourol-Ferrería de O Incio, consta de una edificación principal de 114 m2, un terreno de 242 m2 y un galpón anexo de 38 m2 de edificación.

El nuevo local, que pasará a formar parte del patrimonio municipal, podrá ser empleado una vez acondicionado por la asociación de vecinos del lugar de Trascastro, y usarlo para reuniones, charlas, cursos y distintas actividades lúdicas o culturales.

Le corresponderán al Ayuntamiento de O Incio, a partir de la formalización de la entrega, todas las actividades de gestión, mantenimiento, conservación y explotación de la edificación, así como el ejercicio de las funciones que pudieran corresponderle como nueva Administración titular.

Trascastro: candidata a convertirse en una aldea modelo

Esta no es la única línea de colaboración que la Xunta de Galicia mantiene abierta con el Ayuntamiento de O Incio y, en particular, con el vecindario de Trascastro, ya que esta parroquia es una candidata firme a convertirse en aldea modelo y, por lo tanto, formar parte del programa impulsado por la Consellería de Medio Rural para colaborar en la defensa contra los incendios forestales y que probablemente se concretará en los próximos meses.