• La CHMS trabaja en el acondicionamiento y limpieza del río Barbaña a su paso por la zona urbana de Ourense
  • El presidente del Organismo de cuenca y el alcalde de la ciudad han visitado la zona de actuación
  • Se actuará en distintos tramos de los ríos Barbaña, Lonia y Porto y en los regatos dos Muiños, Vistahermosa, Valdorregueiro y do Cano, lo que supone un total de más de 14 km. de cauce
  • La inversión prevista se estima en 125.000 euros

 

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS), Organismo autónomo dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), inicia los trabajos de restauración hidrológico-forestal del río Barbaña,  a su paso por la ciudad de Ourense.

Esta misma mañana, el presidente de la CH del Miño-Sil, Francisco Marín, y el alcalde de la Ourense, Jesús Vázquez, han visitado la zona de actuación en el río Barbaña en el tramo urbano de Ourense.

Esta actuación está incluida en la Encomienda de Gestión de “Restauración hidrológico forestal y mejora de la conectividad en cauces de las cuencas de los ríos Miño y Limia en la provincia de Ourense” en las que el Organismo de cuenca invertirá más de 250.000 euros.

Dentro de las mismas y en el TM de Orense, se ejecutarán trabajos en distintos tramos de los regatos dos Muiños, Vistahermosa, Valdorregueiro y do Cano y en los ríos Lonia y Porto en Ourense y en el Barbaña (tramo de Ourense y de San Cibrao das Viñas), en un total de 14 km. de cauce. La inversión prevista para ambos municipios asciende a 125.000 euros.

 

Actuaciones previstas

En la inspección previa realizada se comprobó una importante presencia de vegetación arbustiva, exceso de matorral y maleza acumulada, además de   árboles secos, caídos en el lecho del río, así como, restos de plásticos, botellas y demás residuos sólidos urbanos.

La programación de los trabajos se realizó atendiendo a la problemática concreta de la zona y para ello se están realizando tratamientos silvícolas, mediante desbroces puntuales de la vegetación existente eliminando el exceso de matorral y la maleza acumulada en algunas zonas, con el objetivo principal de mejorar la capacidad de desagüe y de acondicionar la banda de vegetación, tanto en densidad como en estructura.

Se han programado, además, podas selectivas sobre el estrato arbóreo, apeando los pies claramente dominados o decrépitos y respetando en todo momento las especies arbustivas autóctonas y se procederá a la retirada manual o mecanizada de árboles caídos y susceptibles de caer al lecho del río,  que pudieran obstruir el cauce y provocar desbordamientos o erosión de los taludes.

Los restos de vegetación retirados, serán triturados “in situ”, salvo los más gruesos que se ofrecerán a los vecinos para uso doméstico o, en su caso, serán transportados a un vertedero autorizado, la  retirada de los residuos que puedan estar acumulados en ambas márgenes, escombros, residuos sólidos urbanos y chatarra, entre otros, serán separados por su naturaleza y se transportarán a gestor autorizado

El objetivo, por tanto, es mejorar la estructura de la vegetación de ribera y la continuidad longitudinal del cauce para recuperar la sección de evacuación original del mismo, con el ánimo de aminorar o eliminar los efectos en las infraestructuras y fincas colindantes durante las inundaciones por avenidas extraordinarias.

Se conseguirá, por tanto, restablecer el equilibrio dinámico de los ríos y la restauración y mejora del ecosistema, con el mínimo impacto ambiental negativo sobre la fauna y la flora autóctonas, todo ello con el ánimo de favorecer el uso social del entorno

Estas actuaciones en Ourense cuya duración se estima en 6 meses, son realizadas por una brigada compuesta por una cuadrilla forestal de 6 operarios, que realizaran su labor, fundamentalmente, por medios manuales y con la maquinaria adecuada compatible con la zona de actuación.