• Tráfico de Ourense sorprendió a dos jóvenes lanzándolas y grabando las imágenes con el móvil

Agentes de tráfico en la zona desde la que fueron lanzadas las botellas

 

Sobre las 7:50 horas del día de hoy, jueves, una patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense, que se encontraba realizando vigilancia en el punto kilométrico 1,500 de la carretera provincial OU-0519 (Ourense-Toen) término municipal de Barbadas, sorprende infraganti a  dos jóvenes de 17 y 18 años de edad arrojando  el menor de ellos una botella de cristal sobre la autovía A-52 (Benavente-Vigo), a la altura del kilómetro 226,300, así como varias banderolas de la utilizadas para decorar las calles durante las fiestas patronales, mientras el mayor lo grababa a escasos metros con su móvil.

Identificados los jóvenes, responden a las iniciales C.A.S.S de 18 años y O.G.A de 17 años, ambos vecinos de Piñor, municipio de Barbadás, que habían estado disfrutando durante la noche en las fiesta de Cabeza de Vaca. Además portaban  otras 3 botellas de alcohol en una bolsa, las cuales se presume que acabarían siendo también lanzadas a la autovía. Acto que fue evitado gracias a la actuación de la patrulla de la Guardia Civil.

Desde el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense, se advierte que este tipo de conducta puede ser constitutivo de un delito contemplado en el artículo 385 del Código Penal, por originar un grave riesgo para la circulación, castigado con la pena de seis meses a dos años o multa de doce a veinticuatro meses y trabajos en beneficio de la comunidad de diez a cuarenta días. O como una infracción grave según lo dispuesto en el artículo 4 del Reglamento General de Circulación, y es castigado con la sanción de 200 euros.

Del hecho se dará oportuna cuenta a la Fiscalía y de la Jefatura Provincial de Tráfico.