• Tercer aniversario de la constitución de Coalición por El Bierzo

 

Cuando se cumplen tres años desde la constitución de Coalición por El Bierzo como la única alternativa política bercianista, civilizada y transversal, es necesario hacer una serie de reflexiones:

– En tan solo tres años Coalición por El Bierzo y su propuesta bercianista se han convertido en la opción política en la demarcación territorial de El Bierzo y en la única que es capaz de plantear respuestas diferentes a las de las anquilosadas promesas de las grandes formaciones nacionales.

Coalición por El Bierzo ha irrumpido en el panorama político en un momento histórico crucial: el fin del bipartidismo, que ha reducido a este territorio y a sus habitantes a una simple moneda de cambio y un a elemento transacional y subsidiario en favor de otras opciones territoriales oportunistas más rentables políticamente para dichos partidos.Fin del bipartidismo en el que la opción bercianista de Coalición por El Bierzo ha colaborado activamente y en el que tiene intención de seguir ahondando, porque es la única forma de que El Bierzo y los Bercianos puedan tener una voz propia y que se escuche más allá del Manzanal, en los foros decisivos de debate y decisión: León, Valladolid, Madrid… Europa.

– Coalición por El Bierzo ha demostrado que, huyendo de cualquier posición victimista, se puede romper el techo de cristal del bercianismo con casi cuarenta concejales, con dos alcaldías, con más de un centenar de representantes en las juntas vecinales y, sobre todo, con una representación significativa en el Consejo Comarcal de El Bierzo y en la Diputación Provincial, lo que constituye sin duda un hito histórico y un magnífico punto de partida para las futuras consultas electorales que se aproximan.

– Esta formación política ha demostrado también su capacidad de respeto y diálogo con los demás, personas y partidos, el mismo respeto y diálogo que exige para sí misma. Esta capacidad de diálogo y de respeto ha permitido la gobernabilidad de varias instituciones, evitando un desgobierno que sólo puede ir en detrimento de esta castigada tierra y de los propios bercianos.

– Coalición por El Bierzo no insulta ni desprecia al resto y, por tanto, no permite insultos ni desprecio. Sólo queremos elevar nuestra voz en tanto que representantes de una opción política, económica y social muy seria, y en tanto que representantes de unos ciudadanos de El Bierzo cuya defesa es nuestra principal razón de existir.

Han sido tres años intensos, pero nada comparable con los tiempos que nos esperan. Los grandes partidos se están descomponiendo por sus propias contradicciones y falta de respuesta a los problemas y por su falta de conexión con los ciudadanos de El Bierzo. Baste citar como simples ejemplos nuestras propuestas sobre la investigación acerca de los usos alternativos del carbón (grafeno)o sobre la creación de una zona franca en El Bierzo. Fueron acogidas con desprecio por los partidos nacionales, empeñados en una guerra política entre ellos a cuenta de las centrales térmicas y de la minería tradicional. Tan sólo un partido nacional ha sido capaz de reconocer la enorme importancia de la propuesta del grafeno y lo único que hizo fue copiarla y desvirtuarla hasta convertirla en una mera proclama demagógica, sencillamente porque fuera de El Bierzo no se entiende lo que El Bierzo precisa y es ahí donde Coalición por El Bierzo tiene su mayor proyección y objetivo, en hacer llegar la voz y las propuestas propias de El Bierzo y los bercianos a los foros de decisión, para lo cual, tras los procesos electorales del próximo año, Coalición por El Bierzo necesita reforzar su representación en los ayuntamientos y juntas vecinales bercianas y también en el Consejo Comarcal, sí, pero también necesitamos reforzar esa representación y esa presencia en la Diputación Provincial y lograr por primera vez en la historia del bercianismo, con el apoyo y los votos de los bercianos, un representante en las Cortes de Castilla y León.

Nuestro lema: “Todo va a ir bien” sigue vigente, más vigente que nunca. Con el cambio de mentalidad que proponemos, con la exigencia de respeto y de diálogo a todos los partidos, y con el apoyo de todos los bercianos con independencia de su ideología o adscripción política: “TODO VA A IR BIEN”