• Por María Pilar Parente y Roberto Carlos Mirás

No me convirtáis en una leyenda

  1. G. Jung, 1930

Un día en que daba su acostumbrado paseo diario Jung sufrió una caída y se fracturó un tobillo. Había resbalado en el hielo del camino. Tenía entonces 68 años. A los pocos días del accidente tuvo un grave ataque al corazón y debió ser llevado al hospital. Allí lo mantuvieron vivo a base de oxígeno e inyecciones de alcanfor. Su enfermera le contó después que había notado un resplandor que lo rodeaba mientras yacía moribundo. Al parecer, durante este estado, Jung experimentó ese tipo de visiones a menudo descritas por personas que han estado entre la muerte y la vida. La primera visión fue de la Tierra vista desde el espacio a miles de kilómetros, los mares y los continentes bañados en una luz azul.

Estas palabras de Colin Wilson que es autor de una de las biografías sobre Jung que ha llegado a nuestras manos nos indican muchas de las experiencias de este personaje a lo que Wilson añade Mirando retrospectivamente podemos ver ahora que Jung no fue nunca el científico que aparentaba ser y que esto no le resta un ápice a su grandeza. Uno de sus biógrafos el psicólogo Anthony Storr escribe Es más fácil perder la paciencia con Jung (…) Se me hace particularmente difícil simpatizar con su interés por lo oculto; con sus opiniones sobre el sincronismo, y con los fantasmas y espíritus de que está plagada su autobiografía.

 

                                          CARL G. JUNG

Ahora escribir sobre Carl G. Jung (1875-1961) es quizás algo demasiado complicado sobre todo al tratar de condensar en pocas líneas algunas de sus ideas principales por eso no lo haremos y pediremos antes de nada muchas excusas. Todos somos quizás esclavos de nuestra propia biografía, de nuestros pensamientos, de nuestras emociones y de nuestras acciones. Podemos vivir o nacer en la India o en nuestra vieja Europa y podemos poner conceptos como Oriente u Occidente pero quizás se quedan solo en eso. E incluso podemos hablar del Sánscrito o del Árabe e incluso del Castellano y del Inglés pero como muy sabiamente nos dijo alguien: El Mundo es un pañuelo y todo el Mundo habla en el fondo la misma lengua.

 

                                       ADENTRARSE EN LA…

La obra y la vida de C. G. Jung como decimos no es solo introducirse en una vida si no es realizar un viaje al pasado pero desde el presente. Han sido muchos los autores que han compartido amistad, tertulias o conferencias con él para luego dedicarles verdaderos ríos de tinta a su vida y a sus obras. Tras la publicación de Recuerdos, sueños, pensamientos en donde Jung contaba con 81 años fue relatando a su amiga y secretaria Aniela Jaffé todo aquello que rodeó su vida y lo que sucedió en torno a la misma. También en una biografía publicada en su momento por la Editorial Kairós bajo el título de Jung o la experiencia de lo sagrado de Jean- Jaques Antier la cual nos acerca a otra de las muchas facetas de nuestro protagonista. Jung con sus distintas luces y sombras era y ha sido un pionero a la hora de hermanar unas ciencias con otras es decir unir o intentar relacionar unos campos con otros. De hecho en su obra La Psicología del Yoga Kundalini nos ofrece una serie de charlas que se acercan a esta temática y quizás ese haya sido el motivo por el cual los directores de la Editorial Trotta han querido poco a poco ir publicando sus obras completas dando así un mayor alcance y difusión a las mismas. Ese acercamiento entre el Yoga y la denominada Filosofía Oriental o un seminario impartido entre Octubre y Noviembre de 1932 en el Clud de Psicología de Zurich en donde el propio Jung había valorado la invitación cursada a Wilhelm Hauer como un signo de los tiempos extraordinariamente revelador ¡Consideren lo que significa que el terapeuta, que tiene que tratar directamente con gente que sufre y, por tanto, muy sensible, establezca contacto con una terapia oriental! Sin olvidar Encuentros con Jung en donde recoge la edición de William McGuire y R.F.C. Hull una colección de entrevistas y encuentros donde surgen varios testimonios acerca de la personalidad de Jung del que dicen Un tipo introvertido, intuitivo, amable, con sentido del humor, diligente y ansioso por hablar no solo con amigos y conocidos si no también con desconocidos que le telefonean, sin previa presentación y con periodistas de todo el mundo. Tuvo conversaciones con Miguel Serrano de quien dicen que sacó de Jung cuanto quiso o Victoria Ocampo entre otros autores.

Y como poder olvidar aquella obra que para muchos pasó desapercibida pero otros aplaudirían dándole las muchas gracias a su Un mito moderno de las cosas que se ven en el cielo siendo publicada en 1958 en donde analiza el fenómeno ovni desde una perspectiva psicológica formando así parte del volumen número 10 de su obra completa.

 

                                           SONU SHAMDASANI

A estas obras comentadas anteriormente ponemos un solo nombre que irá relacionado con Jung y con sus estudios.  Sonu Shamdasani (Londres, 1962) es editor y profesor de la University College de Londres así como director del Centro de Estudios Psicológicos de esa misma Universidad y entre sus muchas obras en torno a la figura de Jung cabe destacar C.G.Jung: A Biography In Books (2012) o la edición facsímil en 2009 del Libro Rojo y es ahora cuando de la mano de la Editorial Atalanta y traducida por Fernando Borrajo nos introduce en Jung y la creación de la Psicología Moderna. Una obra que nos sirve de introducción y su autor parece querer cerrar un ciclo.

La relación entre Jung y Freud, ¿como han sido creadas algunas obras? O ¿como han sido y fueron esas relaciones entre Jung y los demás? También en su momento otro de los autores de Atalanta el Filósofo y Traductor Juan Arnau quien en su momento ya escribió La invención de la Libertad o La Fuga de Dios y ha escrito un artículo bajo el titulo En la Mente de Jung en donde hablando de sus obras completas apunta El inconsciente colectivo cumple cien años aunque al parecer lleva funcionando desde el origen de los tiempos. Quizás tenga razón Arnau al escribir Jung tuvo claro, como el buddhismo, que somos el vector donde confluye el patrimonio de nuestros antepasados y cuando nos muramos nuestros hechos nos seguirán. Pero volviendo a Shamdasani y recogiendo las palabras que apuntaba Wilson estamos ante una reconstrucción de seiscientas páginas en donde su autor quiere explicar lo que es una Psicología completamente contemporánea utilizando como hilo conductor la Vida y la Obra de Jung. Y fue en 1952 cuando a propósito de los calificativos de teísta, ateo, místico y materialista que había merecido, Jung escribió: Cuando las opiniones sobre un sujeto divergen tanto tenemos razones para sospechar que ninguna de ellas es correcta, es decir, que se trata de un malentendido. Al cabo de casi cincuenta años – escribe Sonu Shamdasani- el número de opiniones e interpretaciones se ha multiplicado de manera prodigiosa. Jung sigue suscitando mitos, leyenda, fantasías y ficciones. Las burlas, distorsiones y caricaturas son la norma y este proceso no tiene visos de remitir. No podemos olvidar que entre 1870 y 1930 se establecieron las principales escuelas de Psicología Moderna. Está es su historia.

 

  • Por Maria Parente y Roberto Carlos Mirás

Maria Parente y Roberto Carlos Mirás