• La Xunta supervisa las obras de refuerzo de firme en la carretera OU-636, a su paso por los ayuntamientos de A Pobra de Trives, Larouco y Quiroga
  • La Consellería de Infraestructuras y Movilidad está invirtiendo en esta actuación más de 700.000 euros con el fin de garantizar la circulación y mejorar la seguridad viaria
  • La delegada territorial en Ourense comprobó el estado de los trabajos por los que se rehabilitará el firme a lo largo de casi 20 kilómetros, entre A Pobra de Trives y Freixido

 

La delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, se acercó hoy hasta A Pobra de Trives para supervisar el estado de las obras de reforma de firme que se están ejecutando en la carretera OU-636, a su paso por los ayuntamientos de A Pobra de Trives, Larouco y Quiroga. El departamento autonómico dirigido por Ethel Vázquez, a través de la Agencia Gallega de Infraestructuras (AXI) , destina una inversión de más de 700.000 euros a esta actuación.

Según pudo comprobar la representante autonómica los trabajos, ejecutados por la empresa Misturas Obras e Proxectos, S.A., avanzan a buen ritmo por lo que se prevé que estén finalizados a finales del mes de noviembre, si las condiciones climatológicas permiten su normal desarrollo.

Las obras en esta carretera autonómica, que se ejecutan a lo largo de casi 20 km, consisten en la reparación del firme en los tramos en los que la carretera presenta el desgaste derivado del tráfico que circula por esta vía, mediante el fresado y la reposición de la capa de rodadura..

Díaz Mouteira explicó que la intervención en la carretera OU-636, entre A Pobra de Trives y Freixido, se está llevando a cabo con un doble objetivo. Por un lado se busca conservar o mejorar las características funcionales de la carretera como son la seguridad viaria y la comodidad, al mismo tiempo que se quiere proteger el conjunto del firme aumentando su durabilidad, uniformidad, aspecto, etc,

Según indicó la delegada territorial esta actuación es un claro ejemplo del esfuerzo de la Xunta por mantener la red de carreteras autonómicas en las mejores condiciones y que está desarrollando a través del Plan de refuerzos de firme, con el fin de incrementar la seguridad viaria y proporcionar a los usuarios unas vías cómodas que mejoren su calidad de vida, potenciando el desarrollo económico y social de los municipios gallegos.