• Xunta y ayuntamiento de Sober colaboran en la construcción de una pasarela peatonal entre la casa consistorial y la Cámara Agraria
  • El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, visitó hoy las actuaciones llevadas a cabo gracias a la Orden de Infraestructuras de la Vicepresidencia
  • El Gobierno gallego destinó 40.000 euros a este proyecto en el que también se reformó la planta alta de la Cámara Agraria para albergar nuevos espacios municipales

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, visitó hoy el ayuntamiento de Sober, para conocer con su alcalde, Luis Fernández, las actuaciones llevadas a cabo al amparo de la Orden de Infraestructuras de uso público para construir una pasarela peatonal elevada que une la casa consistorial y el edificio de la antigua Cámara Agraria. A la visita también acudieron la directora general de Administración Local, Marta Fernández-Tapias, y el delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro.

El Gobierno gallego aportó 40.000 euros a esta actuación, a través de la que también se ejecutaron obras de reforma en la planta alta del edificio de la Cámara Agraria para albergar espacios municipales. De esta forma, ambas administraciones contribuyen a que los empleados municipales puedan desempeñar su trabajo en mejores condiciones y los ciudadanos reciban un servicio de calidad.

Alfonso Rueda señaló que la colaboración entre la Administración autonómica y la local permite llevar a cabo actuaciones que repercuten en mejoras para el día a día de los ciudadanos. En esta línea, incidió en que la Xunta mantiene un diálogo fluido con los ayuntamientos gallegos, en tanto que son la administración más próxima a la ciudadanía y, por ende, la que mejor conoce las demandas y necesidades de sus vecinos.

El Gobierno gallego también destinó el año pasado casi 7.500 euros en la mejora de la eficiencia energética de la Casa del Ayuntamiento en el marco del Fondo de Compensación Ambiental. La inversión de la Administración autonómica en los últimos años en el ayuntamiento de Sober fue de casi 430.000 euros en distintas actuaciones al amparo de las líneas de ayudas de la Vicepresidencia como la Orden de Infraestructuras de uso público, que la Xunta ya convocó para este año con un presupuesto de cuatro millones de euros, un millón más que el ejercicio anterior.

  • La visita en imágenes: