Se inician los trabajos de señalización de rutas ciclistas protegidas en las carreteras de la provincia de Ourense

  • En los trayectos Maceda-Almoite-Milagros-Maceda
  • El delegado territorial de la Xunta en Ourense asiste al inicio de los trabajos de señalización en la carretera OU -103 a su paso por Baños de Molgas
  • La señalización se irá colocando en las próximas semanas también en los trayectos deportivos de las vías autonómicas de las provincias de Lugo y de A Coruña
  • Se actuará en un total de 10 recorridos de las vías autonómicas de las cuatro provincias en las que se colocarán más de 300 señales y paneles para alertar de la presencia de los ciclistas, prestando una especial atención al mantenimiento de los arcenes

 

El delegado territorial de la Xunta en Ourense, Gabriel Alén, tras la visita institucional al ayuntamiento de Baños de Molgas, se desplazó a la carretera OU -103 para asistir al inicio de los trabajos de señalización de rutas ciclistas protegidas que la Consellería de Infraestructuras y Movilidad va a desarrollar en las carreteras autonómicas de la provincia de Ourense.

Con esta intervención, que comenzó la semana pasada en la provincia de Pontevedra, se están llevando a cabo las actuaciones programadas en más de 600 kilómetros de rutas ciclistas protegidas en la red de carreteras de titularidad de la Xunta, a las que se destina un presupuesto autonómico de más de 180.000 euros.

Los trabajos se desarrollarán en la ruta protegida ES-OU-02, Maceda – Almoite – Milagros – Maceda, principiando en la carretera OU -103, en el p.q. aprox. 4 760. A continuación están programadas estas tareas en el ámbito de la ES – OU 01, – Ourense – Ribadavia – Ourense, y en la ES – OU 03, – Ourense – Ribadavia – Leiro – Carballiño – Maside – Ourense.

Las actuaciones se irán extendiendo a lo largo de este mes y en el de diciembre a los trayectos deportivos protegidos de las vías autonómicas de las provincias, de Lugo y de A Coruña.

De este modo, se actuará en un total de 10 recorridos de las carreteras autonómicas de las cuatro provincias, donde se instalarán más de 300 señales y paneles para que los conductores estén alerta de la presencia de los ciclistas. Las actuaciones prestarán además especial atención al mantenimiento de los arcenes.

El objetivo de estas intervenciones es incrementar la seguridad en las rutas habituales de los ciclistas deportivos.
Esta actuación de protección de los usuarios vulnerables de las carreteras, que se enmarca en el Plan de Seguridad Viaria de la Xunta, se centra en los ciclistas deportivos, teniendo en cuenta las características diferenciales de este colectivo en el uso de las carreteras, que hace preciso intervenciones adaptadas al colectivo.

Los ciclistas deportivos circulan a una velocidad mucho mayor, por lo que tienen que desplazarse por la calzada, preferentemente por el arcén. Esto provoca situaciones de mayor vulnerabilidad y actuaciones como estas vano encaminadas a reforzar su seguridad.