• Una aportación culinaria en CTP
  • Se trata de una receta sencilla y con gran calado entre los comensales ideal, por ejemplo, para este fin de semana 
  • Calidad y sencillez en una receta que ‘rezuma’ Galicia acompañada por un gran Godello de Valdeorras

El rodaballo admite múltiples variantes y todas ellas sencillas y sabrosas. Se opta por Rodaballo al horno con almejas, con el fin de otorgar un sabor a marisco al rodaballo. Se recomienda un buen rodaballo y unas buenas almejas, como las de Carril, para acompañar.

Ingredientes para la receta de Rodaballo al horno con almejas para cuatro personas:

  • Un buen rodaballo, no escatimar porque es la base fundamental
  • 200 gramos de almejas
  • dos de cebollas
  • dos dientes de ajo
  • perejil picado
  • 6 patatas medianas
  • aceite de oliva
  • sal
  • medio vaso de vino blanco
  • un limón

 

Elaboración muy sencilla. Limpiar el rodaballo y salar al gusto; mientras poner las almejas a remojo aparte con un poco de sal para que se vayan abriendo.

Pelar y cortar las cebollas y patatas ya que se quieren pochar un poco en una sartén antes de meterlas al horno.

Poner el rodaballo en nuestra bandeja del horno y añadir el ajo y el perejil. Poner el limón en tres o cuatro trozos al lado del rodaballo que estará precalentado a 180º y lo dejamos una hora. Cuando lleve media hora añadir las almejas abiertas (echar el vino blanco en este momento o un poco más tarde, dependiendo del gusto de cada uno).

Para el emplatado tner en cuenta que juega un papel importante de cara a las visitas y comensales. Nuestra elección de emplatado:

Foto: noselepuedellamarcocina.com

 

Para maridar se ha seleccionado un vino blanco con carácter. Se pretende que el rodaballo sea el protagonista pero en esta ocasión por igual con el paladar que nos deja el vino. Se ha optado por un godello de Valdeorras como es Guitián Godello sobre Lías 2014. Se trata de un blanco fermentando y permaneciendo el vino sobre sus lías en depósito de acero inoxidable con removido semanal de las mismas durante 4 a 6 meses. El vino está elaborado por Bodegas La Tapada de la D.O. Valdeorras.

 

Es un vino amplio en boca, voluminoso, de los que ‘te llena’ la boca enseguida. Afrutado, cítrico y que combina, entre con otros muchos manjares, con el rodaballo.