• La empresa SIMA, en colaboración con el Ayuntamiento de Sober, recogió 9.000 kilos de plásticos agrícolas en Sober
  • En virtud de un acuerdo con la Consellería de Medio Ambiente

 

El Ayuntamiento organiza dos recogidas anuales en los puntos de acopio habituales.

 

La reciente recogida, que es gratuita para las personas usuarias, se llevó a cabo en Neiras, Gundivós, Proendos, Bolmente, Bulso, Pinol y Doade.

 

El alcalde, Luis Fernández Guitián, explica que el Ayuntamiento se suman la esta iniciativa como una forma de colaborar con el medio ambiente y para darle una solución a los vecinos y vecinas para retirar este tipo de plásticos de sus explotaciones.

 

Datos

A cantidad de plástico agrícola (plástico y bolsas de silo, plástico de invernadero) que se genera en Galicia a lo largo de un año es de aproximadamente 7.700 toneladas.

La práctica habitual del vertido o de la incineración de manera incontrolada supone un problema medioambiental, que origina un deterioro progresivo y acumulativo del contorno, teniendo además en cuenta el impacto paisajístico derivado de la proliferación de puntos de abandono de estos materiales.

Ante esta problemática, la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras puso en marcha el Programa de Recogida de Plástico Agrícola con la que colabora el Ayuntamiento de Sober con el objeto de implantar un sistema de recogida de los plásticos agrícolas, tanto de silo como de invernadero, y facilitarle a los agricultores y ganaderos su gestión idónea.

Sistema de recogida

Los residuos acumulados deben ser exclusivamente plásticos agrícolas y estos deben estar el más limpios posibles y atados o recogidos de tal manera que faciliten su recogida. Una vez que el punto de acopio tenga una acumulación de plásticos superior a la mitad de su capacidad el Ayuntamiento se ponen en contacto con la empresa de recogida para que proceda a retirarlos.

Gestión

Los residuos plásticos ligeros y no peligrosos recogidos se reciclan mediante un proceso mecánico en el que se obtiene granza. La granza plástica obtenida se utiliza como materia prima en la fabricación de nuevos productos plásticos, como bolsas de basura y tubo de polietileno.