Rehabilitación integral del CEE Infanta Elena de Monforte

  • La Xunta finaliza las obras tras invertir casi 900.000 euros
  • El delegado territorial de Lugo, Javier Arias, comprobó hoy el resultado de los trabajos, que tenían el doble objetivo de mejorar la eficiencia energética y modernizar las instalaciones para hacerlas más cómodas y accesibles

 

La Consellería de Cultura, Educación y Universidad finalizó las obras de rehabilitación integral del Centro de Educación Especial (CEE) Infanta Elena de Monforte de Lemos, en las que invirtió cerca de 900.000 euros (el presupuesto de adjudicación fue de 876.128 euros).

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, Javier Arias, comprobó hoy el resultado de los trabajos, que se desarrollaron en los últimos meses compatibilizando su ejecución con la actividad escolar para garantizar la máxima seguridad.

Arias destacó que el proyecto tenía el doble objetivo de mejorar la eficiencia energética del centro y acometer trabajos de diferente tipología para modernizar las instalaciones y hacerlas más cómodas y funcionales.

En lo que alcanza a la eficiencia energética, el programa de obras incluyó el aislamiento de la fachada por el exterior mediante sistema SATE, así como del forjado bajo cubierta, además del relevo de parte de la cubierta por una noticia de panel sándwich con acabado de chapa nervada de acero y aislamiento intermedio, con nuevos canalones y bajantes.

Asimismo, se procedió a instalar ventanas de carpintería de aluminio con rotura de puente térmico y vidrio doble bajo emisivo y persianas con aislante térmico interior; y se sustituyeron las luminarias por otras con tecnología LED.

 

También se incluyeron medidas para mejorar la accesibilidad, como la ejecución de nuevas cuestas en la zona de porche y el acondicionamiento de las existentes. Asimismo, se reformaron los aseos del alumnado en las plantas baja y primera, así como los vestuarios y aseos de la zona residencial. Esta renovación incluyó solados, revestimientos, equipación, fontanería, saneamiento y, en algunos casos, ventilación.

A mayores se colocó un nuevo pavimento de tarima en las aulas de psicomotricidad, fisioterapia y salón de actos; nuevos falsos techos en varias aulas y espacios, como el comedor; se sustituyeron puertas y se renovó la pintura interior.
Por otra parte, se amplió la puerta de acceso a la parcela para facilitar la entrada de autobuses de transporte escolar y se dotó de un nuevo pavimento tanto la explanada de aparcamiento y paradas de buses como las aceras perimetrales.

Arias incidió en que la Xunta “impulsa la modernización de las infraestructuras escolares con el propósito de dar respuesta a los retos y necesidades específicas de cada centro y lograr que los alumnos y alumnas disponga de equipaciones e instalaciones idóneas que les ayuden a dar el mejor de sí”, concluyó.