• Fue presentada por el grupo “popular” teniendo en cuenta que es un sector económico que tiene cada vez más fuerza

A diferencia de la mayor parte de los países de cultura vitivinícola, España no tiene un Día Nacional del Vino. Por este motivo, el diputado ourensano Miguel Ángel Viso presentó una proposición no de ley sobre dicha cuestión en el Congreso.

Considera que “a pesar de ser España el mayor área de cultivo del mundo con casi un millón de hectáreas, el mayor exportador por volumen, un producto de reconocida calidad,  con valor histórico y cultural y que ejerce como motor económico en el rural” no existe un día especial para ensalzar el vino.

Miguel Ángel Viso defendió la proposición de ley en la comisión de Agricultura del Congreso, aprobada por amplia mayoría, en la que el grupo “popular” pide al Gobierno que instaure el Día del Vino, en reconocimiento a un sector que mueve un valor superior a los 6.000 millones de euros y representa el 1,5 % del PIB español.

Miguel Ángel Viso incidió en la importancia económica de un producto que en 2017 alcanzó cifras récord de exportación, con 3.435 millones de euros, y de un sector que durante la crisis no perdió empleo, contribuyendo a fijar población en el rural y, de modo especial, ofreciendo a la juventud nuevas oportunidades de trabajo sostenibles. Todo eso, añadió, “sin olvidar el efecto de arrastre que ejerce sobre otros sectores como el turístico”.

 Pero más allá del ámbito económico, destacó el diputado ourensano, el vino “tiene una historia milenaria en España, forma parte del arraigo cultural de muchas zonas de nuestro país y modeló y preservó su entorno natural”.

Aunque existen innumerables fiestas locales o regionales, dedicar un día del calendario nacional al vino “contribuiría a dar visibilidad y notoriedad a un producto de calidad diferenciada, reconocer su importancia económica, social y cultural en amplias zonas del país y aumentar el valor de la marca España en los mercados internacionales”,  añadió el diputado popular.