• “El festival no sólo es música, sino también cine, poesía y reforzamos las actividades para el público infantil”

Jorge Álvarez Delgado

 

El “SilFest” se desarrollará en O Barco de Valdeorras, en el entorno del río Sil,  los días 20 y 21 de julio. El festival, que el año pasado no pudo celebrarse, regresa con más fuerza después de largos meses de trabajo y pendiente, en este momento, de cerrar la programación. Se trata de un certamen para todos los públicos donde, además de música, habrá, cine, gastronomía, poesía y el “mini SilFest”.

Jorge Álvarez Delgado, cabeza visible de la organización, afirma que el “SilFest” incorpora novedades,  refuerza el apartado infantil y contará con una programación atractiva para todos.

SilFest

 

El año pasado el “SilFest” no pudo celebrarse… hubo polémica

Estaba el festival medio cerrado, con los grupos prácticamente contratados y hubo un problema de incompatibilidad de fecha con otra fiesta que se hacía en O Barco. Para cambiar la fecha había poco margen de maniobra y decidimos cancelarlo.  Lo retomamos ahora en 2018 con más fuerza y ganas. Sí hubo polémica y, sobre todo, un malentendido. Nosotros en ningún momento buscamos crearle ningún problema a nadie.

 

Organizar un festival como éste se traduce en mucho trabajo durante los meses previos

Sí, porque no es un festival sólo de música sino que cuenta con muchas actividades culturales como poesía, cine y actividades para niños, entre otras.  Son muchos meses de trabajo.  Desde prácticamente la edición anterior no dejamos de preparar el festival. Nos desbarajustó un poco la cancelación de 2017 pero, realmente, lo utilizamos para replantear el festival e incorporar cosas nuevas y distintas que se irán avanzando a medida que se acerca la fecha. De modo que será un festival mucho mejor. Nosotros somos una asociación, la Asociación Cultural SilFest, y somos tres personas las que estamos detrás. Pero contamos con colaboradores y gente que trabaja con nosotros, si no, no sería posible hacerlo.

 

¿Cuáles son las novedades que incorpora?

Va a haber un poco más de todo, un poco más de música, más conciertos y el mini-SilFest (el apartado infantil) va a cobrar mucho más protagonismo durante los dos días, con más actividades.

 

Hay alguna banda ya cerrada

Sí, la primera banda que se ha concretado es Nunatak, que es de Murcia. Es un lujo tenerla. Está en todos los festivales importantes de España. También Inerttes, de Vigo.

Jorge Álvarez Delgado, en la edición de 2016

 

En las últimas semanas se están haciendo consultas en las redes sociales para que los seguidores del festival opinen sobre qué grupos  y actividades les gustarían para el SilFest

Sí. Hasta ahora, hemos hecho dos consultas, una sobre las películas a incorporar en el apartado de cine al aire libre y lo mismo con los grupos. Tener cine a escasos metros de la orilla del Sil en pleno verano y en noche cálida es una buena apuesta. En cuanto a las propuestas, hay cosas que nos han pedido que son viables. otras no, pero estamos tomando nota para ver qué pide la gente y qué le gusta. La consulta ha resultado muy bien, hay movimiento en las redes sociales y el público lo está tomando con más ganas teniendo en cuenta que el año pasado se quedó decepcionado al no celebrarse el festival.

 

¿Cuántas personas se pueden concentrar en esta edición de 2018?

En 2016 llegamos casi a las 2.000 personas. Este año queremos superar esta cifra pues el festival, gracias al cartel musical y al festival dirigido a los niños, va a ser más de puertas afuera, no sólo de la comarca de Valdeorras, sino que va captar la atención de público de otras zonas como Ourense, Lugo y León. Si podemos llegar a las 3.000 personas será genial.

 

¿Qué mensaje le lanza al potencial público del SilFest?

Le estamos poniendo muchas ganas para hacer una programación atractiva para todos los públicos. No nos ceñimos a un estilo de música. Es un festival para todos, muy familiar también por el tema infantil. Esperamos que a la gente le guste nuestra propuesta y que se pueda mantener en el tiempo, darle estabilidad, pues es un festival que le hace falta a O Barco.