• Centro Comercial Ponte Vella, a un paso de la normalidad
  • Abre sus puertas mañana lunes, blindado contra la Covid-19
  • La seguridad y la salud de clientes y trabajadores, prioridad absoluta
  • Aspira a ser el primer Centro Comercial de España con la certificación ISO 9001 Covid-19

Marcos Vila, gerente del Centro Comercial Ponte Vella, “la clave está en generar confianza y ese es el reto con el que nos hemos comprometido y en el que seguiremos trabajando”. Foto de archivo

 

El mayor espacio de ocio-compra de la ciudad de Ourense ha querido ganarse la máxima confianza de sus clientes y para ello lleva más de un mes trabajando en la implantación de estrictos protocolos de prevención y de salud con una inversión de más de 90.000 euros.

Así, el centro abre el lunes sus puertas preparado para cumplir las exigencias de la Norma ISO 9001 Covid-19, lo que le permitirá ofrecer niveles de seguridad muy superiores a los exigidos por la Administración sanitaria. Así, el C.C. Ponte Vella aspira a ser el primer Centro Comercial de España que disponga de la certificación en esa Norma lo que le convertiría en un espacio protegido COVID-19.

La creación de circuitos en el interior del recinto, debidamente señalizados, impedirá las aglomeraciones y facilitará el desplazamiento de clientes respetando las distancias de seguridad. Los establecimientos comerciales y de hostelería también han acondicionado sus espacios y dispone de un protocolo de medidas de prevención para que comprar con seguridad sea más fácil. Todos sus trabajadores portarán de equipos de protección individual.

Se ha realizado una desinfección completa y exhaustiva del centro incluyendo los muelles de carga, los puntos de gestión de residuos y las áreas de acceso de clientes. A lo largo de cada jornada, personal del centro y otro específicamente contratado realizará regularmente tareas de desinfección y limpieza de las principales áreas de contacto.

Además, se han instalado en todas las entradas alfombras desinfectantes, puntos de entrega de mascarillas y dispensadores de gel hidroalcohólico, también disponibles en zonas comunes y punto de información.

Todos los trabajadores del centro son sometidos a control de temperatura al inicio de cada jornada y han sido dotados de mascarillas, guantes, geles y pantallas faciales. Habrá además puntos de toma de temperatura voluntarios, para aquellos clientes que deseen utilizarlos. A ello hay que sumar las medidas de prevención específicas y complementarias que han adoptado cada uno de los establecimientos comerciales y de hostelería, como el fomento del pago electrónico o la señalización de distancias.

El control del aforo -hasta el máximo legal del 30 %- se realizará automáticamente mediante dispositivos colocados en las entradas y salidas lo que garantizará su estricto cumplimiento además del control por el sistema de videovigilancia.  Además, el centro ha contratado asistentes personales para información y acompañamiento al cliente para facilitar sus actividades ocio y compra especialmente de los que presenten alguna discapacidad. 

Los protocolos de seguridad y salud justifican las limitaciones en el uso de algunos espacios como los ascensores y la sala de lactancia y el cierre de otras zonas (talleres, atracciones infantiles, áreas de descanso). Por el contrario, la zona de restauración, abierta con la flexibilización que permiten las normas de las sucesivas Fases, dispone de un amplio espacio para el funcionamiento de las terrazas. El parking seguirá siendo gratuito desde las 23:00 hasta las 12:00 horas y se dispondrá de 2 horas gratis por tickets de compra por importe de 15€.

Un espacio de confianza

Así las cosas, Ponte Vella estará desde el lunes más cerca de la normalidad con la prioridad absoluta de proteger la seguridad y la salud de clientes y trabajadores y con el objetivo de recuperar la confianza de los clientes en sus actividades de ocio y compra.

En opinión del gerente del Centro Comercial, Marcos Vila, “para la recuperación de la actividad económica y social, la clave está en generar confianza y ese es el reto con el que nos hemos comprometido y en el que seguiremos trabajando“.

 

Marcos Vila en el amplio espacio para el funcionamiento de las terrazas. Foto de archivo