Hemos vivido la experiencia de pasar Fonte da Cova después de unos días de temporal.

Una ruta que realizan cientos de trabajadores y como se puede apreciar, no es nada sencilla.