• El arte de Acisclo Manzano engrandece la candidatura de la Ribeira Sacra como Patrimonio Mundial de la Unesco
  • Su escultura de gran formato “O Cristo da Ribeira Sacra” acaba de ser instalada en el entorno del monasterio de Rocas, una obra que el artista cede a la Diputación de Ourense y que Esgos, “como capital de la Ribeira Sacra, acoge para unir a su historia la genialidad de Acisclo”, expresó Manuel Baltar en el acto de presentación

    Manuel Baltar, con Mario Rodríguez, Acisclo Novo, Acisclo Manzano y Aurelio Gómez Villar, delante de la escultura, en Rocas

 

El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, participó junto con el escultor Acisclo Manzano en la presentación, en el monasterio de San Pedro de Rocas (Esgos), de la obra “O Cristo da Ribeira Sacra”, que el artista cede a la Diputación de Ourense para contribuir a potenciar y engrandecer este singular espacio natural y su candidatura a Patrimonio Mundial de la Unesco.

En el acto, en el que participaron también el alcalde de Esgos, Mario Rodríguez; el escultor Acisclo Novo y el asesor de Cultura de la Diputación de Ourense, Aurelio Gómez Villar, el presidente del gobierno provincial destacó que Esgos, “como capital de este entorno que va a ser declarado Patrimonio Mundial, une su historia a la genialidad de Acisclo Manzano”, remarcando que “nadie mejor que él podía hacer una obra de arte semejante, que será un destacado elemento más de atracción turística de esta zona”.

“O Cristo da Ribeira Sacra”, instalada en el entorno del monasterio de Rocas, a un lado del antiguo cementerio, es una escultura de gran formato, de 800 kilos de peso y tres metros de altura, con relieve policromado realizado en fundición de aluminio. “Un homenaje al arte, la tradición y a la simbología que a lo largo de los siglos hicieron del monasterio de Rocas el gran referente de la Ribeira Sacra”, expresó Manuel Baltar.