• La Xunta pondrá a disposición del sector del vino un programa de gestión de contabilidad para facilitar la simplificación y la coordinación administrativa
  • Feijóo recuerda la Xunta está trabajando en la creación de una base de datos de proveedores de uva que facilite la confección del contrato de compra-venta con los viticultores y también en la elaboración de un plan estratégico y de dinamización de las 5 denominaciones
  • El titular de la Xunta inauguró ayer el Museo de la Ciencia del Vino
  • Asevera que el Museo de la Ciencia del Vino se une la puesta en marcha de otras iniciativas encaminadas a potenciar la enogastronomía
  • Recuerda que la Xunta acaba de aprobar la Estrategia Galicia Sabe, un plan de turismo enológico y gastronómico que será una guía para reconocer, proteger y difundir la cultura enogastronómica
  • Resalta que en el geodestino Vigo-Baixo Miño sigue creciendo por quinto año consecutivo la demanda hotelera, con 1,3 millones de noches en 2018
  • En este 2019 el Gobierno gallego destinará una aportación de 4,25 millones de euros para el apoyo a la elaboración y comercialización de productos vitivinícolas 

 

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, avanzó que la Xunta pondrá a disposición del sector del vino un programa de gestión de contabilidad vitivinícola, una aplicación que permitirá a las empresas del sector gestionar la contabilidad que se eleva en los libros-registro de las bodegas, facilitando la simplificación y la coordinación administrativa.

Asimismo, recordó que la Administración autonómica está trabajando también en la creación de una base de datos de proveedores de uva que facilite la confección del contrato de compra-venta con los viticultores, así como en la elaboración de un plan estratégico y de dinamización territorial de las 5 denominaciones de origen para mejorar tanto el posicionamiento de los vinos gallegos como de las comarcas que representan.

Durante el acto de inauguración del Museo de la Ciencia del Vino en Salvaterra de Miño, Feijóo destacó la importancia de este proyecto para dar a conocer el potencial vitivinícola de la comarca: un territorio que cuenta con más de 1.000 hectáreas de superficie cultivada y más de 1.500 viticultores; y que, desde hace 60 años, celebra su tradicional Fiesta del Vino, una de las más antiguas de España. “Para conocer la enología tradicional hasta las herramientas más modernas que constituyen el futuro de la industria”, dijo.

A lo largo de su intervención, el presidente de la Xunta aseveró que este museo no es producto de una acción aislada, sino que se une la muchas otras como la próxima apertura del Museo del Vino de Ribadavia y bajo el objetivo de que la enogastronomía sea una razón para visitar Galicia que cobre cada vez más protagonismo.

Al respecto, subrayó que en este geodestino Vigo-Baixo Miño sigue creciendo por quinto año consecutivo la demanda hotelera, con 1,3 millones de noches en 2018. Y destacó que el Gobierno gallego acaba de aprobar la Estrategia Galicia Sabe, un plan de turismo enológico y gastronómico que será una guía para reconocer, proteger y difundir la cultura enogastronómica.

Feijóo concluyó recordando las cifras que ponen de manifiesto la importancia del sector del vino para la Comunidad. No en vano, se trata del sector agroindustrial más exportador –el 20% de la producción total-, y más del 80% del vino que exporta Galicia lleva la etiqueta de las Rías Baixas; y representa más del 4% de la facturación de la industria agroalimentaria gallega, con 15.209 viticultores y 485 bodegas.

En esta línea, resaltó que la Xunta destinará en este 2019 para el apoyo a la elaboración y comercialización de productos vitivinícolas una aportación de 4,25 millones de euros, un 13% más que el pasado año.