• El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente invierte más de 1,7 millones de euros en la implantación y el seguimiento del Plan de Gestión del Riesgo de Inundación de la cuenca del Miño-Sil. El plazo de ejecución es de 24 meses
  • Los trabajos tienen entre sus objetivos la revisión de la Evaluación Preliminar del Riesgo de Inundación (EPRI) y los mapas de peligrosidad, incluyendo la actualización de las áreas de la cuenca con riesgo potencial significativo de inundación y un inventario de infraestructuras de defensa
  • El desarrollo de los planes de gestión de riesgo de inundación es uno de los cuatro ejes del futuro Pacto Nacional por el Agua, que busca dar respuesta a los principales retos de la gestión del agua en nuestro país con la máxima participación, diálogo y consenso

 

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) ha licitado por un importe de 1.722.261 euros la contratación de los servicios del Plan de Gestión del Riesgo de Inundación (PGRI) en la Demarcación Hidrográfica del Miño-Sil, tal y como publica hoy el Boletín Oficial del Estado.

El objetivo de estos trabajos, que tienen un plazo de ejecución de 24 meses, es impulsar la implantación y seguimiento del Plan y revisar la Evaluación Preliminar del Riesgo de Inundación (EPRI) y los mapas de peligrosidad y riesgo de inundación de la cuenca.

De esta forma se da cumplimiento a lo previsto en la Directiva Europea de Inundaciones y lo recogido en el Real Decreto 903/2010, que establece la necesidad de que se elabore una nueva cartografía de zonas inundables, basándose en la revisión de los estudios hidrológicos existentes y en los nuevos trabajos de prevención.

Trabajos a realizar

Los trabajos a realizar incluyen la recopilación y análisis de la información disponible, en particular la relativa a la incidencia del cambio climático en el riesgo de inundación y a la relacionada con la transformación del territorio, debido a la ejecución de infraestructuras y el desarrollo urbanístico.

También se llevará cabo la revisión y elaboración de estudios hidrológicos e hidráulicos y la generación de cartografía de zonas de riesgo potencial de inundación; la revisión de los mapas de peligrosidad y riesgo; la redacción de proyectos de infraestructuras verdes y restauración forestal recogidos en el PGRI Miño-Sil, así como la identificación y la elaboración de un inventario de infraestructuras de defensa actualmente existentes en la cuenca.

Asimismo, se identificarán y se estudiarán al detalle tramos con insuficiente drenaje transversal y se elaboraran informes de seguimiento sobre el grado de implantación del Plan, así como un informe final y la organización de jornadas que ayuden a su divulgación. Todo con el objetivo de lograr la definición y ejecución de un conjunto de actuaciones coordinadas y ordenadas, implicando a todas las administraciones y a la sociedad, para reducir las consecuencias negativas de las inundaciones, actuaciones que constituyen el programa de medidas del Plan.

El Plan de Gestión de Riesgo de Inundación de la Cuenca del Miño-Sil es, en definitiva, un documento crucial y de referencia para todas las Administraciones con competencias relacionadas con la gestión de avenidas (Comunidades Autónomas, Diputaciones, Ayuntamientos, Comarcas).

PACTO NACIONAL POR EL AGUA

El desarrollo de los Planes de Gestión de riesgos de inundación es uno de los cuatro grandes ejes sobre los que se asienta el futuro Pacto Nacional por el Agua que está promoviendo el Gobierno para dar respuesta a los principales retos de la gestión del agua en nuestro país con la máxima participación, diálogo y consenso.