• Fueron aprobados por unanimidad de la Corporación y en ausencia de los concejales del grupo municipal del PP
El pleno de presupuestos de Vilamartín

El pleno de presupuestos de Vilamartín

 

La Corporación municipal de Vilamartín aprobó los presupuestos para 2016, que ascienden a  1.540.394 euros , por unanimidad de los grupos presentes (grupo de gobierno socialista y el independiente José Pinto),  una vez más en ausencia del grupo municipal del PP cuyos ediles dejaron de acudir a las sesiones plenarias prácticamente en lo que va de legislatura.

El alcalde, el socialista Enrique Álvarez de Barreiro, dijo que son austeros pero que “lle imos sacar o máximo rendemento”. Explicó que la partida destinada a gastos de personal asciende a 356.380 euros, contemplando un incremento de un 1 por ciento de las retribuciones de los empleados de la entidad local a 31 de diciembre de 2015. Por otra parte, se establece un crédito de 3.400 euros para los funcionarios y de 6.700 para personal laboral en concepto de los importes dejados de percibir como consecuencia de la supresión de la paga extraordinaria y paga adicional de complemento específico correspondientes al mes de diciembre de 2012, pues aún no fueron rembolsados.

El alcalde, Enrique Álvarez Barreiro, y el secretario

El alcalde, Enrique Álvarez Barreiro, y el secretario

 

En relación al personal laboral, se contemplan los gastos de contratación y seguridad social de los mismos de una brigada municipal contra incendios forestales, subvencionada por la Xunta, y de un oficial de tercera, obtenido al amparo de un subvención de la Diputación provincial, para la brigada municipal por un período de seis meses en 2016, todo ello con un importe de 10.000 euros así como una previsión para cubrir actuales bajas de un electricista y oficial de terceras.

A pesar de todo, la masa salarial del Concello experimentó una reducción respecto a 2015 al “amortizarse a plaza de persoal laboral fixo de monitor deportivo”, puntualizó el regidor.

El grupo de gobierno de Vilamartín

El grupo de gobierno de Vilamartín

 

En cuanto a los gastos en bienes corrientes y servicios , se consignan 854.161 euros, un importe que supone una disminución de unos 30.000 euros  con respecto al presupuesto de 2015, destacando “o esforzo da actual Corporación para rebaixar os gastos sin que se produza unha merma na calidade dos servicios públicos municipais”. En este capítulo, los gastos en infraestructuras, caminos, viales y suministros de obras públicas, ascienden a 229.000 euros pero son los que se van a ver más afectados, originados por el legado de deuda anterior grupo de gobierno popular, pues de la citada cantidad, 100.000 euros son para facturas  que no se pagaron.

Álvarez Barreiro dijo que de los aproximadamente 190.000 euros que “nos deixou o anterior equipo de goberno de débeda  en facturas, neste capítulo,  estamos a pagar a todos os proveedores que demostraron que fixeron os traballos e o prezo se corresponde co que vale, co prezo de mercado. De cada obra elaborou  un expediente o técnico do Concello. Aquelas obras sobre cuia valoración non estamos dacordo, se lles notificou ás empresas para que rectifiquen ou ben que acudan a vía xudicial. Non estamos dispostos a pagar sobreprezos. E houbo algunhas empresas que nin xiquera quixeron expricar as súas facturas e cas que nos atoparemos moi posiblemente no Xuzgado”.

Las sillas vacías del PP

Las sillas vacías del PP

 

La partida de los gastos que genera la brigada de prevención y extinción de incendios es í inferior en un 40 por ciento al presupuesto de 2015 ya que una parte de los materiales en lugar de alquilarlos han sido comprados por el Concello el año pasado, concretamente un vehículo todoterreno y unas desbrozadoras, para apostar por el ahorro.

En cuanto a la iluminación pública, el grupo de gobierno pretende reducir el gasto aplicando medidas de ahorro energético con fondos propios y subvenciones. “Xa iniciamos unhas probas no pobo de O Mazo para reducir o gasto nun 50 por cento”, explicó el alcalde.