Las nuevas añadas de Bodegas Peique triunfan

  • En el International Wine Challenge también

 

Tras el reciente éxito de la añada del Peique Mencía 2020, el vino joven de la bodega berciana en el Berlinaler Wein Trophy, los éxitos y reconocimientos se le acumulan. En esta ocasión tres de sus últimas añadas han sido premiadas en los IWC (International Wine Challenge) en su 37ª edición. Y es que la relevancia es notoria ya que este concurso es reconocido y aceptado como el concurso anual de vinos más riguroso, imparcial e influyente del mundo.

Y es que su vino Ramón Valle 2019, el vino citado anteriormente y recientemente premiado Peique Mencía 2020 y el vino Peique Viñedos Viejos 2018, han obtenido medalla en este certamen internacional, siendo el primer vino reconocido con Medalla de Plata y los otros dos vinos con Medalla de Bronce.

La única bodega del Bierzo que ha alcanzado reconocimientos en este concurso, continúa con la línea de éxitos a nivel internacional que, sin duda, continuará con los siguientes certámenes nacionales e internacionales en los que se presente.

El Ramón Valle 2019 ha obtenido la puntuación de 92 puntos, continuando la línea de éxitos alcanzada por este vino en su añada anterior, ya que en la del 2018 fue el vino tinto español con más puntuación en los Decanter World Wine Awards con 97 puntos, refrendados por los 94+ puntos recibidos en la Guía Online Sobrelias.com, referencia online del vino en España.

El Peique Mencía 2020, recientemente llegado al mercado, muestra el excelente trabajo que realiza esta bodega desde hace muchos años con la Mencía sin crianza en barrica. Frescura y tipicidad de esta uva y del terruño berciano.

El Peique Viñedos Viejos 2018 es uno de los excelentes ejemplos de la bodega de su trabajo en crianza en barricas de roble de la Mencía. Con uvas procedentes de los viñedos más viejos de la bodega, en algún caso centenarios, un vino que refleja a la perfección la esencia del trabajo familiar heredada por la generación actual que lleva la bodega de sus mayores, un cariño y preocupación por el viñedo para que luego el vino se exprese el solo en la copa.

Sin duda muy buenas noticias para los vinos de El Bierzo y para esta bodega que esperamos que en breve aumenten.