• El Ayuntamiento de Monforte adjudica la obra del nuevo ‘Miradoiro do Duque’

A La mesa de contratación adjudicó a la empresa SERGONSA SERVICIOS SL, la ejecución del proyecto de reforma integral del ‘Miradoiro do Duque’, tras presentar la mejor oferta económica, de 50.892,60 euros, en el concurso al que se presentaron 8 empresas.

 

El Ayuntamiento de Monforte viene de adjudicar la obra de reforma integral del ‘Miradoiro do Duque’, con el objetivo de hacerlo más atractivo, más seguro, más amplio y con más información.

De este modo, la obra fue adjudicada a la empresa SERGONSA SERVICIOS SL, que presentó la oferta económica más ventajosa, además de cumplir con todas las mejoras incluidas en el pliego de prescripciones técnicas. La oferta de esta empresa ascendió a 50.892,60 euros. El plazo de ejecución de dicha obra será de 8 semanas (56 días) desde la formalización del contrato entre la empresa y el Ayuntamiento.La financiación de esta obra se lleva a cabo con fondos del GDR y fondos municipales.

  • Reforma integral del ‘Miradoiro do Duque’

El Mirador del Duque tiene la mejor situación geográfica del Cañón del Sil, pues está ubicado en la ladera que dibuja una pequeña corva sobre el río Sil, y de este modo permite visibilizar una amplia zona de la Ribeira Sacra a ambos lados, justo arriba del embarcadero de la Diputación.
Hasta lo de ahora, el Mirador suelo tenía un punto de observación con un balcón de pequeñas dimensiones y con una capacidad insuficiente para la acogida de grupos de visitantes como pueden ser las excursiones. Del mismo modo, las barandas actuales están formadas por postes verticales de madera de pendiente tratado, con pasamos del mismo material situado a 1 metro de altura y 3 cables de acero entre el pavimento y el pasamos, lo que supone un déficit en la seguridad del mismo.

En la zona del Mirador, actualmente tampoco existe ningún panel informativo que oriente a los visitantes y les indique las zonas que se pueden ver desde allí, y los invite de este modo a visitarlas, dentro de la labor de difusión del conjunto de la Ribeira Sacra.

De este modo, con esta obra, al mismo tiempo que se lleva a cabo una ampliación y mejora del Mirador del Duque, también se le va a dotar de un diseño más actual, ampliar las zonas donde se puede contemplar el paisaje y aumentar su longitud en el plano horizontal de su pendiente en la ribera del Sil, de manera que los puntos de observación ganen altura sobre lo terreno escarpado aumentado así la sensación de vacío y su atractivo.
De la misma forma, con estas mejoras también se aumentará la capacidad de acogida para grupos de visitantes y al mismo tiempo se potenciará el atractivo turístico de la zona, ejecutándose un nuevo mirador con dos zonas desde donde contemplar el paisaje, que se extenderán sobre la actual pendiente de la ladera.

  • Mejoras técnicas

Con esta actuación se sustituye a la actual planta trapezoidal por otra diseñada con laterales paralelos y de mayor anchura, alargándose sobre la ladera y manteniendo la orientación cara el este. Para eso se colocará una estructura de acero volada sobre la ladera hincada en una cimentación oculta de hormigón armado.

En la zona sudoeste de la ladera, se colocará otro nuevo punto de observación de planta rectangular finalizado en una plataforma semicircular, desde donde contemplar las singulares puestas de sol que, dada su altitud, son las más hermosas de la Ribeira Sacra. Este nuevo punto de observación estará volado sobre la ladera mediante una estructura metálica igual que en el caso anterior.

Las barandas de protección serán de chapa de acero y no quedarán huecos por los que pueda introducirse un objeto superior a 10 cm. de diámetro para evitar problemas de caída, sobre todo de niños.

El pavimento será de tablas fijadas a un entramado metálico soportado por la estructura que vuela sobre la ladera. Todo esto lleva la que la superficie destinada a contemplar los incomparables paisajes del cañerías del Sil aumentan considerablemente con el nuevo mirador.

El acceso a las dos plataformas del mirador se resolverá con pavimento de loseta sobre solera de hormigón, según permita la orografía del terreno pero sin superar la pendiente del 10 por ciento para evitar posibles resbalones y con anchos superiores a 1,50 metros facilitando así el acceso a las personas con movilidad reducida o en silla de ruedas.

Por este motivo, se ensanchará el acceso actual paralelo al stand hasta conseguir un metro y 70 cm., prolongándose al mismo tiempo hasta enlazar con la zona de aparcamiento, actualmente de tierra, facilitando de este modo el acceso al mirador sobre todo cuando el tiempo sea lluvioso.

En el nuevo mirador, en el espacio existente entre los dos palcos, se colocará un panel informativo del paisaje que se puede contemplar, y un banco sin respaldo con doble cara donde se podrá descansar y observar el paisaje existente en todo el entorno del mirador.