• La Confederación Hidrográfica Miño-Sil exime del canon de corta al Concello porque los árboles están enfermos

Chopera

 

La Confederación Hidrográfica Miño-Sil  exime del canon de tala al Concello de A Rúa para la corta de la chopera de O Aguillón, concretamente 300 ejemplares , debido a que los árboles están enfermos. Así lo manifiesta en el permiso de tala concedido a la institución local.   Además, según la alcaldesa, la nacionalista María Albert, por el hecho de estar enfermos “non se pode usar a madeira, nin vendela, nin facer nada con ela  e hai que queimala”.

La enfermedad de los árboles consta en un informe de la Consellería de Medio Rural realizado en los últimos meses, necesario junto con el permiso de tala para ejecutarla.

Precisamente, este tema también salió a debate en el último pleno de la Corporación, celebrado hace tan sólo unos días, a raíz de una pregunta del PP.  Avelino García Ferradal quiso saber por qué no se extendía la tala a otras zonas afectadas del gran área verde de A Rúa. También dejó entrever que esta tala le daba la razón respecto a la que él ordenó cuando era alcalde (hace algo más de un año) y que suscitó tanta polémica: “¿Qué pasa, que los chopos se han enfermado en un mes?”, dijo.

En este sentido, la alcaldesa, María Albert señala que “a tala que imos facer nós non ten nada que ver ca que fixo o PP posto que a madeira hai que queimala” en alusión a que la resultante de la corta practicada por el grupo de gobierno anterior en O Aguillón y A Reza fue entregada a una empresa maderera. Además, explica que se comienza con la zona de O Aguillón situada junto al embalse por ser la zona más afectada, donde la capa freática es menor y debido a ello pudre la raíz de los árboles.

La tala traerá consigo a posteriori una repoblación de todo el entorno.

Chopera de O Aguillón

Chopera de O Aguillón