• Por María Parente Mariño y Roberto Carlos Mirás

Ahora Amado tú y yo somos uno.
Como el loto hace hermosas las aguas,

Así tú y yo completamos la perfección de la vida.

                                           (Krishnamurti. El amigo inmortal)

     

Indra la divinidad del firmamento y de la tormenta nos acompaña en este último viaje. Hemos estado en India, hemos conocido aquello que nuestros ojos occidentales nos han permitido…. Tenemos que viajar más a menudo, tenemos que Ver. Raimon Panikkar, Salvador Paniker, Georg Feuerstein, o Alexandra David-Neel, Chantal Maillard y su “India” (Pre-textos) Luis Mazarrasa con su “Viajero al Curry” (Amargord) y Javier Moro, desfilarán en este último viaje. De regreso hemos encontrado a un hombre, a un enamorado de su país. Y a través de sus vivencias e imágenes nos quiere enseñar lo que  “No somos capaces de ver. No hay que acercarse a las paginas de los distintos medios de comunicación para saber que es la India” nos explica este desconocido-, la persona interesada en India, irá a ella…

 

 

Nació en Nueva Delhi y después de haber estado en Galicia, concretamente en A Coruña, vio que existía un vacío en cuanto a la gastronomía  hindú.

 “Habíamos realizado un estudio de mercado y  vimos que en realidad lo que en su tierra hacía falta era un restaurante hindú”. ¿Cómo se os ocurrió? ‑le preguntamos-

 “En mi caso a ustedes los gallegos los conozco bien. Después de haber estado un cierto tiempo en esta tierra me sentí capaz de poder enseñarles nuestra gastronomía”. ¿Cómo es posible que la gente conozca más a China que a la India?

 “Por la misma razón que la gente ve mas cerca a Brasil que a la India”. ¿Qué intentáis hacer entonces? “Intentamos acortar las distancias. Que la gente se interese por  la India con buenos ojos. Antes de ir a la India que sepan que existe un sitio en donde se les puede informar, para ver, conocer y que puedan hablar de ella”.

Es un  hombre de empresa que está a todo y, que no obstante, conserva una sonrisa sincera y afable. Sabe perfectamente de lo que está hablando:

La India es muy  poco conocida”. En efecto, no le falta razón; se trasmite de la India una imagen de pobreza, se da a conocer una  India en donde  sólo se  ve a una Madre Teresa que ayuda a los pobres.

 “Pobreza o riqueza… Muchas veces suelo decir, pues vete a Madrid y mira las chabolas que hay. Tampoco es tanta la diferencia. Eso que ustedes llaman ‘diferencia’ era la España que había en los años cincuenta y sesenta. Esa es la diferencia”.

Se menciona a los pobres y a  los intocables “Es así. Ahora bien, si hablamos de un país como es el caso del suyo, España, tan sólo es conocido de puertas afuera por las películas de olé, olé y los toros. Muchos creen  que España está en Méjico. No se extrañe, es tal y como se lo cuento”. 

Cuando el periodista José Ribas le preguntó a Raimon Panikkar escritor y gran erudito, acerca de la India este le contestó:

He vivido años en Benarés, en un templo de Shiva. La India es una categoría interior y un país que en estos momentos vive una crisis espantosa por que los ingleses han triunfado. Convencieron a la pequeña elite de que por ahí iba el camino, y ahora imitan aceleradamente a Occidente. Y, como no son tontos, han conseguido vivir mejor que la media de los españoles. 160 millones de personas que pueden sobornar a todos los españoles habidos y por haber, por que tienen más dinero al precio de 700 y pico millones que viven peor que nunca y 100 millones de niños esclavos. Si el mundo fuese solamente lo que se ve (la realidad desde luego no es la de Copérnico) resultaría una experiencia aterradora

Han sido muchas las iniciativas para conocer desde la distancia a este gran Coloso. En Barcelona hace algunos años comenzó a funcionar La “Asociación de amigos de la India en España”. Como presidente figuraba el filósofo, editor y escritor Salvador Paniker, “Diario de Otoño” (Mondadori) un hombre polifacético y que junto a su hermano Raimon Panikkar han sabido dar a conocer su saber tanto sobre Oriente como de Occidente. O Sarasvati una revista con una breve vida, pero muy intensa en donde a través de distintos expertos de Europa y de Occidente nos acercaban de una manera cercana y original en lengua castellana a esa cultura, a ese país. Es una pena que con los nuevos tiempos que estamos viviendo su director no se ponga al mando y haga una especie de «reencarnación» de la misma en un momento en que le das a una tecla y salen todos los datos…

Poco a poco están llegando libros a las librerías para aquellas personas que les interesa tanto este como otros temas…  Chantal Maillard recopiló hace unos años en una edición de Antonio Rodríguez Esteban, India (Pretextos) todo lo que escribió en su momento sobre este gran gigante asiático…. Y nos deja pensando una de sus frases:

La escritura de mis ‘diarios’ es el testimonio de una voluntad comprometida en ese empeño; son una obra en marcha que terminará, sospecho, al tiempo que mi capacidad de observarme y darme cuenta de ello

Existen rutas turísticas y después hay una ‘India verdadera’ en donde  también hay pobres, en sentido de dinero, es cierto, pero somos ricos en sentimientos. No podemos generalizar al  hablar de la India.

Estamos hablando de un subcontinente como toda Europa. Con una población de unos 1000 millones de  habitantes, cuando Europa tiene unos 400 millones. Lo que se sabe de la India se percibe en la mayoría de los casos por los medios de comunicación. Realmente aquella persona que quiera conocer bien la India,  y no quiero ser pesado, lo que tiene que hacer es ir, ver y conocer

Al hablar de la India nos acordamos del protagonista  de la novela del escritor Salman Rushdie: “Los hijos de la medianoche” que ya mencionamos en otros textos pero es un libro que da comienzo de una forma a una Nueva Era si es que realmente esta existe. Una novela y su autor al ser  publicada cuando la India dejó de ser una colonia británica. Salman Rushdie tras una larga ausencia ha visitado a la Madre India. Según observaba un crítico hindú:

No entenderemos nada de la India hasta que no sea explicada por novelistas indios de primera línea, tal como no habíamos entendido nada de Rusia hasta que leímos a Tolstoi, Turgueniev y los demás

Y una de las figuras por excelencia es Rabindranath Tagore (1861-1941), su premio Nóbel ha tejido una perceptible costura con los textos clásicos, Las Upanishads y el Mahabharata. Es posible encontrar en España algunos de sus textos: “Gora” (Akal), “Malini sacrificio Chitra”, “Las piedras hambrientas” o “Cielo de la Primavera” (estas tres últimas publicadas por Alianza) Y “La Casa y el Mundo” (Chindia-Plataforma)

En el caso de Salman Rushdie sus obras han llegado a los mercados de Occidente. Es mucho más difícil conseguir las obras de R.K. Narayan, autor nacido en Madrás, que ofrece a los lectores ese humor sutil, ese camino que va desde  la tradición hasta  la modernidad. Esa  literatura mucho más mestiza de Kipling “Algo de mí mismo” (Pre- textos-clásicos) que ha hecho posible que “Kim” (Alianza) se haya convertido en un libro muy popular. Y como olvidarnos de las obras del Premio Nobel nacido en Trinidad de padres hindúes V. S. Naipaul del que podemos encontrar en este Camino Literario de cara a las navidades “Un camino en el mundo” (Debate) “En un mundo libre” (Destino) y también en “India un relato de viajes” (Debate).

Pero hemos dejado a nuestro desconocido amigo esperando por nosotros. El tren de la literatura, el tren de este viaje incierto sigue… Esa mezcla de modernidad y de tradición, de un teléfono móvil en la mano y en la obra esa obra literaria. No se olviden que estamos viajando… Es una aventura hipotética, pero aun así… Estamos viajando…

El tren sigue, está en marcha, viaja a través de las páginas de la literatura, en esa mezcla de dioses y ascetas que es la India; en donde podemos englobar a la tradición y al modernismo… “Cuando era guía en la India mi mayor alegría era que la gente conociera el fondo, no- sólo los monumentos, los templos. Es decir, veían cuatro monumentos y ya esta. No, que va, hay mucho más que eso. Tenían que conocer los valores. En la India existe una gran tradición familiar. Viven todos juntos en la misma casa, los padres, los abuelos, los hijos de los padres. No es como podría pensarse por falta de espacio. Hay un sentimiento, una emoción, son  unos sentimientos muy fuertes”.

¿Hablamos de un país en donde hay una Madre Teresa de Calcuta o cuarenta Madres Teresa de Calcuta? “Lo que usted acaba de decir es muy bonito. Le pongo un ejemplo Lady di ha hecho una gran labor, pero existen infinidad de Lady di desconocidas. Esa es la cuestión, unos se hacen famosos y otros no.  Famosos quiero decir, entiéndaseme bien, en sentido de trabajadores. Si hablamos de personas que están realizando una gran labor, tenemos que hablar de Vicente Ferrer (Barcelona 1920-Anantapur, 2009) que ahora está siendo de nuevo recordado gracias al libro de Manolo Rivas “Vicente Ferrer. Rumbo a las Estrellas con dificultades” (RBA) y la película protagonizada por Imanol Arias y Aida Folch… Tuvo que dejar la Compañía de Jesús para dedicarse de lleno a los sin hogar, sin tener en cuenta sus distintas ideas religiosas”

Y dentro de las religiones el hinduismo es un ramillete de distintas familias religiosas, no es una doctrina, es una existencia. “Los Vedas son como el monumento más extraordinario de la cultura humana” dice Raimon Panikkar, (1918-2010) autor entre otras obras de “El Cristo Desconocido del Hinduismo” (Marova) y “La religión, el mundo y el cuerpo” (Herder) o el Diccionario Sánscrito Castellano que pronto será presentado en nuestro país. Pero volviendo a nuestro amigo.

Nos habla de religión, ni de filosofías “Para mí la religión es no hacer daño a los demás y que estos no me lo hagan a mí”. Al recopilar datos para este reportaje observamos un gran interés por este país. Son varias las personas que se acercan a La India. El tren que hemos cogido está hasta los topes de pasajeros por todos lados. Unos para un lado, otros para otro. En donde deben de viajar dos personas, van cuatro o cinco. Esto es un caos. Octavio Paz en su ensayo “Vislumbres de la India” (Seix-Barral-1955) afirma, tras varios capítulos dedicados a la política,

Que hubiera preferido escribir sobre lo que amo y siento. La India no entró en mi por la cabeza sino que entró por los oídos, ojos, y por los otros sentidos. Esto es por el arte

El escritor mexicano se detenía a escribir con belleza sus impresiones sobre diversas artes como la escultura, la alfarería, la música, y en particular la poesía.

Algo parecido le debió de suceder a un autor para nosotros desconocido… Pero tras la lectura de su libro muy apreciado, Luis Mazarrasa que tras varios viajes al país no ha podido dejarlo de lado y olvidarse. Y como todos necesitamos una guía de viajes que mejor que acompañarlo en su aventura a través de las páginas de su: “Viajero al Curry” (Amargord) En donde nos introduce con su pluma en todo o casi todo lo explicado hasta el momento. Su experiencia es amplia, pues ha publicado cuarenta títulos en la colección Guías Azules entre ellos, China, Nepal, Líbano o Nueva York entre otros lugares

Si queremos estar informados sobre el denominado arte indio recomendamos la lectura de “La danza de Shiva. Ensayos sobre el arte y la cultura India” de Ananda K. Coomaraswamyra (Siruela) O las distintas obras que la poeta y profesora de estética, Chantal Maillard ha publicado hasta el momento; tampoco podemos olvidarnos de la gran labor divulgadora que ofrece, Álvaro Enterría que se enamoró del País y escribió: “La India por Dentro. Una Guía Cultural para el viajero” (Olañeta-Indikabooks) o el libro en inglés, “Benarés. A world Within A World. The Microcosm of Kashi. Yesterday and Today” (Indica) de Richard Lannoy o esa “India sin los ingleses” también en Olañeta-Indica de Pierre Loti. Arte, política, religión…

 

Seguimos hablando de la India y como podemos ver es algo tan grande que todo se mezcla.  Le preguntamos una y otra vez a nuestro desconocido amigo… Hablamos de literatura, de arte en el contexto indio, pero no podemos olvidarnos del inmenso trabajo realizado por la profesora, Eva Fernández del Campo, “El arte de India” publicado en está ocasión por Akal. Y para nuestro amigo… ¿Cuál es tu opinión sobre el hecho de repartir la India en aquel año cuarenta y siete? “Los políticos, realmente hacen la política y ya tienen las bases hechas. Ven a Pakistán como otro país cuando realmente éramos los mismos. Ahora nosotros tenemos casi de todo mientras ellos no tienen casi nada. Y ahora como si nadie quisiera nos hemos hecho rivales. -Me contesta inquieto- realmente créame, no tengo una respuesta para esa pregunta”.

Me vienen a mi memoria dos libros “La India impúdica de los Maharajas” de Vitold De Golish y “La destrucción de Gandhi”  del periodista Manu Leguineche (fallecido) ¿Qué os queda de la India Victoriana y de la India de Gandhi? “La influencia de Gandhi duró veinte años tras su muerte. Y  en cuanto a la época Victoriana, si quieres encontrar un buen trabajo tienes que saber inglés. Los ingleses nos dejaron su idioma.  Podemos citar ese dicho tan de vuestra tierra de ‘tener una buena estrella’, rápidamente encuentras un trabajo. Pero si no sabes inglés entonces es un problema. Nos dejaron la  tecnología.  Y el ferrocarril es el trasporte más común en toda la India. Las carreteras están en muy malas condiciones”. Pero  no podemos olvidarnos de “Pasión India y el Sari Rojo” (Seix –Barral) Ambos libros escritos por el escritor y enamorado del país, Javier Moro.

Y tras algunos años y con una traducción de Laia Villegas licenciada en Humanidades e indóloga llega a las librerías un trabajo sumamente completo para el gran público interesado en su Historia, Filosofía y Práctica: “La tradición del Yoga. Historia, literatura, filosofía y práctica” de Georg Feuerstein (1947-2012) De origen alemán es considerado una de las mayores autoridades en la  materia y entre sus obras podemos destacar, “La espiritualidad en los números” (1996) y “Sexualidad Sagrada” En el trabajo que nos ocupa, Feuerstein nos ofrece una introducción en donde explica al lector el motivo de este volumen; si no fuera por su traducción a la lengua castellana muchos lectores en nuestro país no podríamos disfrutarlo. En palabras de Sri Satguru Subramuniyaswami

“Mientras que algunos ven el yoga un conjunto de miles de técnicas que hay que practicar y perfeccionar para alcanzar un estado espiritual elevado, el doctor Feuerestein  ha asumido la visión de los rishis de la India de que el yoga no es algo que hacemos, sino algo en lo que nos convertimos y que somos” Quizás estemos ante uno de los trabajos más exhaustivos que se ha publicado en lengua castellana. Y aunque también de gran interés es: “La mística hindú. S.N.Dasgupta, publicado  también por Herder. Y para terminar comenzando estos días navideños estamos de enhorabuena al publicarse el Diccionario -Sánscrito Castellano (Herder) que muchos estábamos esperando del profesor Óscar Pujol Riembau que ya antes tuvo una idea pionera en nuestro país el publicar un diccionario Sánscrito Catalán que ha servido como una base para esta nueva obra que se publica en castellano. No sabemos sánscrito ni hindi pero al pasar sus páginas observamos como ya hemos comentado en las mismas que su autor junto al grupo de colaboradores siente lo que hace y deja a un lado la corbata de directivo para sentarse y como hizo en su momento ser un estudiante que todos los días tras el paso de los años sigue aprendiendo. Que mejor que conocer una gran cultura al sumarse a la lectura de estas obras y completar las mismas leyendo lo que en sánscrito significan sino todas algunas palabras. Quizás y puede ser tenemos una idea idealizada en demasia de ese gran coloso. Lo que si es cierto es que al ver todas estas obras y escuchar a los distintos autores de las mismas. Quizás y no digamos del Sánscrito Catalán primero y Sánscrito Castellano después o a la par nos podemos introducir en un país primero por el catalán, luego por el castellano y todo eso a través del sánscrito aunque el orden de factores no altera el producto que nos hace enamorarnos de su extensa literatura.

      

Entre tema y tema continuamos hablando… “Para hablar de un país como este, con semejante extensión con tantos y tantos habitantes, todos tenemos que tener un gran interés. Tiene que gustarnos su cultura, su religión, su gastronomía…Son muchas cosas que varían, diferentes, pero al mismo tiempo… Enriquecen…”

Volvemos  una vez más a la literatura de la mano de Vikram Seth. Era un escritor hindú desconocido pero de la noche a la mañana se ha convertido en un fenómeno literario. “Un buen partido” (Anagrama) bate récord de ventas en todo el mundo a pesar de sus 1350 páginas “Pensaba dedicar dos años a escribir “Un buen partido”, pero tarde ocho. Cuando llegue a las 1.200 páginas pensé que no encontraría editor pero todo ha ido muy bien”. En cuanto a la religión, Vikram Seth asegura “La religión ayuda al pueblo a mirarse por dentro y a saber dónde está, pero por otro, las leyes entre la religión musulmana e hindú pueden llegar a destrozar el país”. De aquí a una parte han aparecido una serie de escritoras en India que quieren darse a conocer. Arundhati Roy ha sabido sacar con su “Dios de las pequeñas cosas” (Anagrama) todo un éxito editorial. “Estoy felizmente superada por las circunstancias. El problema es que es un libro tan triste que todavía sentimos ese dolor. Me ha llevado cinco años escribirlo. Expresa unos sentimientos que son reales”.

Según los diversos críticos la literatura hindú vive un buen momento. Hasta principios de los años noventa era difícil ver en las librerías de Nueva Delhi otra cosa que no fueran títulos de editoriales  extranjeras. En los últimos años sin embargo, se ha vivido un boom de las editoriales indias en inglés. El libro de Arundhati Roy batió a las primeras de cambio los 2000 ejemplares que esperaban los especialistas.

Nos sumergimos con los  “Sadhus, Yoguis y  Ascetas” y con “La India que amo” (Kailas) Una de las personas que más ha divulgado en España esa cara oculta es Ramiro Calle, uno de los introductores del yoga y experto orientalista. Es de admirar en el adepto del yoga ese afán por llegar a la verdad de uno mismo. No hemos dejado al profesor Óscar Pujol volvemos un momento a él.

Se habla del yoga en los grandes textos de las Upanishads, (La sabiduría del bosque. Antología de las principales Upanisáds. Edición y traducción de Óscar Pujol y Félix G. Ilárraz-Trotta) en  los aforismos de Patañjali (Patañjali –Spinoza-Óscar Pujol, Atilano Dominguez, Pre-textos-Índika) Y se habla del yoga como un conjunto de prácticas y técnicas que conducen al control de la mente y como consecuencia a esa paz que todos quieren llegar a percibir. Da una gran importancia a la práctica: El realizar una asana ayuda a ver hasta qué punto los seres humanos tenemos limitaciones, aunque parezca inconcebible.

 

  • Por Maria Parente y Roberto Carlos Mirás

Roberto Carlos Mirás y María Parente. Autora: Sole Morais Vicente