• La Xunta financia una casa nido en Folgoso do Courel que supone un recurso de conciliación gratuito para cinco familias del ayuntamiento
  • El delegado territorial de Lugo, José Manuel Balseiro, destacó que el Gobierno gallego apuesta por este modelo pionero de atención a la infancia y conciliación familiar en el medio rural

 

La Xunta financia una casa nido en el ayuntamiento de Folgoso do Courel que atiende en la actualidad a cinco niños y niñas de entre 3 meses y 3 años y ofrece a las familias del municipio un servicio gratuito de conciliación y atención a la primera infancia.

El delegado territorial de Lugo, José Manuel Balseiro, conoció las instalaciones acompañado de su promotora, Alba Rodríguez Sanmartín, y destacó que el Gobierno gallego apuesta por este modelo pionero de atención a la primera infancia y conciliación familiar en medio rural, que próximamente ampliará la red de centros al amparo de la tercera convocatoria de ayudas de la Consellería de Política Social.

La casa nido de Folgoso do Courel abrió sus puertas a principios del año 2017 y presta servicio a las familias usuarias de lunes a viernes, en horario de 09.00 a 17.00 horas. Balseiro recordó que la red de casas nido en la provincia de Lugo cuenta actualmente con 13 centros, que suponen “una mejora muy importante para seguir avanzando en la igualdad de oportunidades entre las personas que residen en las ciudades y aquellas otras que están asentadas en los ayuntamientos rurales”.

Según destacó el delegado territorial, este sistema contribuye a fomentar “el autoempleo y mejorar las condiciones de vida de las propias familias, dotando a los municipios de recursos de conciliación y eliminando así uno de los inconvenientes con los que se pueden encontrar los padres y madres en los entornos rurales”.

Las casas nido proporcionan atención a niños y niñas de manera flexible y con garantías de seguridad y calidad, dado que se exige una formación o experiencia profesional específica y se imponen requisitos y normas de seguridad en las instalaciones.

Estos hogares ofrecen atención diurna de lunes a viernes y las familias pueden llevar a sus hijos y hijas un máximo de ocho horas diarias, en un horario que se pacta con los respectivos profesionales.