• El vicepresidente del Consejo Comarcal del Bierzo y concejal de Medio Rural y Patrimonio del Ayuntamiento de Ponferrada apuesta por la agricultura y un turismo acorde al siglo XXI para generar empleo

 

“Uno de los proyectos importantes es la actualización del BIC de la Tebaida, espacio que confío en que recobraremos en dos años después de los devastadores incendios”

 

Iván Alonso

 

Iván Alonso Rodríguez, vicepresidente del Consejo Comarcal del Bierzo y concejal de Medio Rural y de Patrimonio Cultural Rural de Ponferrada (por la formación Coalición por el Bierzo) ejerce sus tareas políticas poniendo por delante su amor por El Bierzo y las posibilidades de esta comarca para el crecimiento económico (que pasan por impulsar nuevas formas de turismo, los recursos naturales y la agricultura, entre otros muchos). Se siente orgulloso de los resultados electorales de 2015 porque cuajó la idea del “bercianismo”, siempre bajo la premisa dialogante, la colaboración y  “nunca victimista”, según sus palabras. “Todavía quedan dos años por delante, la mitad del mandato, y ¡a luchar por el Bierzo!”, dice.

 

La vicepresidencia en el Consejo y las concejalías del Ayuntamiento son dos tareas diferentes pero con la base común de conseguir siempre mejoras para el ciudadano…

Sí, son diferentes. La tarea en el Consejo se centra más en áreas administrativas, de competencias, contacto con la Junta, búsqueda de financiación etc., mientras que como concejal hay un trato más directo con los alcaldes pedáneos y los vecinos.

 

¿Qué necesidades son prioritarias para el municipio de Ponferrada?

El municipio de Ponferrada es grande, es denso, está muy poblado. Tenemos 33 núcleos de población en los que hay 17 entidades locales menores y 13 juntas vecinales.  El objetivo es acabar con las carencias de servicios básicos de los pueblos y, sobre todo, poner en marcha nuevas expectativas de futuro económico. Los pueblos tienen que tener vida económica y servicios, sin esto es difícil prosperar o crecer. Hay que generar empleo en el propio medio aprovechando nuestro patrimonio artístico y natural (iglesias, puentes medievales, rutas etc.) y convertir todo ello en un turismo del siglo XXI.

 

Una de sus grandes apuestas para generar economía y empleo  en el rural pasa por  los recursos autóctonos vinculados a la agricultura, viticultura e, incluso, ganadería…

Hay que hacer una puesta en valor del sector agrario para que haya trabajo de calidad en el sector agrario y, que al mismo tiempo, conlleve un turismo gastronómico de modo que el visitante pueda ver también cómo se elaboran los productos.  Tenemos vino, cerezas, castañas, de huerta…Son necesarias pequeñas cooperativas que supongan un auténtico medio de vida en el rural. Para todo ello hay que resolver cuestiones de infraestructuras tecnológicas (telefonía etc.) para que la gente que quiera trabajar en casa, por ejemplo, pueda hacerlo.

 

La producción de cereza se está incentivando. ¿Es también una buena alternativa económica para la comarca?

En los presupuestos de 2017 se ha habilitado una partida de 8.000 euros para la plantación de cerezos en el municipio de Ponferrada (principalmente en pueblos como Rimor, Toral de Merayo y San Lorenzo) y hay, además, otra de 6.000 euros para cursos de formación de las personas que acometan la plantación. En este momento, el producto ya cuenta con la Marca de Garantía de la cereza del Bierzo, un sello que avala su calidad. Aunque este año la producción, lógicamente será inferior por los destrozos que causó la helada. Pero se trata de uno de los recursos para las familias del municipio. Además, contamos con una cooperativa, Agrimor, con un volumen de producción muy importante. Vamos a potenciar rutas turísticas en torno a la cereza, para descubrir la belleza de los cerezos en flor, y una feria propia.

Iván Alonso Rodríguez

 

¿Cuál es el proyecto que sueña para el municipio?

Uno de los proyectos importantes para mí es la actualización Bien de Interés Cultural (BIC) de la Tebaida, declarada como tal, en la categoría de Paisaje Pintoresco, a finales de los años 60.  Se trata de actualizarlo como Conjunto Histórico o Paisaje Cultural. La Tebaida es mágica, es un espacio maravilloso.  Confiamos en la recuperación de esta zona natural, después del trágico  y devastador fuego de los incendios, en un plazo de dos años pues hay parajes importantes de la zona que se salvaron de las llamas. Siguiendo el ejemplo de Las Médulas y Atapuerca, la idea es elevar su candidatura a  la Unesco como Patrimonio de La Humanidad, algo que ya no sé si veré porque ahora es un proceso muy largo, no es como antes, que era más fácil. Ahora la tramitación es muy lenta.

 

¿Cuál es la relación entre Valdeorras y El Bierzo?

Valdeorras y El Bierzo somos hermanos e iguales. Tenemos pizarra, uva mencía, minas de oro y el río Sil es aurífero, el Camino de Invierno a Santiago. Somos comarcas similares. Hay un intercambio social, económico y comercial permanente.  Además, las  relaciones de El Bierzo con Galicia y Valdeorras  tienen un lazo muy fuerte en la defensa del gallego. No hay que olvidar que hay 1.000 alumnos que tienen el idioma gallego como optativa en los centros escolares y que es el segundo idioma, después del inglés, en la Escuela de Idiomas de Ponferrada. Está incluido en el Estatuto de Autonomía de Castilla y León como lengua autóctona que obliga a su cumplimiento en todas las administraciones públicas, Consejo Comarcal, ayuntamientos y juntas vecinales.

 

¿Llegará algún día la A-76 entre Ponferrada y Ourense?

Es una justa reivindicación la A-76 entre Ponferrada y Ourense. Eso sí, el proyecto es muy lento. Es el trazado más estudiado de la historia de España y cuenta con el lastre de los reparos que tuvo. A ver si finaliza para poder disfrutarla.  Pero está claro que reforzará aún más las relaciones entre El Bierzo y la provincia de Ourense.