• El fotógrafo Jesús Madriñán explora los rostros de los peregrinos actuales en la nueva exposición del CGAC
  • La muestra ‘I am light’, que se podrá visitar hasta el mes de marzo, forma parte de la programación de la Xunta por el Xacobeo 21
  • El Gobierno autonómico está trabajando con el objetivo de que esta exposición pueda ser itinerante y viajar a diferentes localidades fuera de Galicia

 

La muestra I am light del fotógrafo compostelano Jesús Madriñán fue presentada ayer en el Centro Gallego de Arte Contemporáneo (CGAC) en la que participaron el director general de Políticas Culturales, Ángel M. Lorenzo, y la comisaria del Xacobeo 21, Cecilia Pereira. Se trata de una exposición integrada en la programación de la Xunta de Galicia por el Xacobeo 21, que permite explorar los rostros de los peregrinos actuales gracias a las imágenes de Madriñán.

La muestra, que lleva por título I am light -una frase extraída de una carta encontrada entre tantos otros mensajes que los peregrinos dejan en cruceros y lugares señalados del Camino, con la intención de subrayar el carácter poliédrico y luminoso de la experiencia-, reúne 23 retratos de peregrinos, que aparecen de manera individual, en parejas o en grupos de tres. La secuencia de retratos va siendo punteada por pequeñas fotografías de los mensajes escritos por los peregrinos en tarjetas, cartas y piedras, que narran un itinerario paralelo para los deseos, los anhelos y la búsqueda personal.

Durante la presentación, los representantes de la Xunta de Galicia recordaron la vinculación de esta institución museística con el Camino de Santiago, ya que fue creada en el año 1993, coincidiendo con un Año Santo que supuso “un punto de inflexión y el inicio de un proceso de modernización y desarrollo para toda Galicia”. En este contexto de unión, y con el objetivo de que la celebración del Xacobeo 21 esté presente en el conjunto del Estado, el Gobierno autonómico está trabajando para que esta exposición de Jesús Madriñán pueda viajar fuera de nuestra Comunidad.

Jesús Madriñán (Santiago de Compostela, 1984)

El autor de las imágenes que se pueden contemplar en el Centro Gallego de Arte Contemporáneo hasta el próximo martes 3 de marzo es uno de los fotógrafos gallegos jóvenes con mayor proyección exterior. Su trabajo se aleja del documentalismo y evita incidir en el costumbrismo, en las tendencias y en las apariencias que se inscriben en la moda, aunque se sirve de ellas por pertenecer e inscribirse en el paisaje generacional.

Con respeto a las anteriores series de Jesús Madriñán (Good Night London, Boas Noites Noches y Dopo Roma), este es un proyecto de luz, luminoso en muchos sentidos, y no solo por el cruce –muchas veces el choque– de luz solar y luz artificial que se produce en sus retratos para cuadrar la composición, sino sobretodo por el descubrimiento que el Camino produce y por la liberación que en su experiencia hallan los peregrinos. El Camino aparece así como una experiencia interior, que es a la vez social y de relación, en la que los peregrinos se construyen a sí mismos con los otros.