• Niños y adultos se disfrazaron en la noche de los muertos

Halloween, la víspera de Todos los Santos,  el 31 de octubre, salió a la calle en Valdeorras. Esta tradición americana, que en Galicia lleva por nombre Samaín,  remontándose a los celtas,  encanta a los niños, aunque también hay adultos que se han dejado seducir por el “truco o trato”.

La noche del 31 de octubre es la cita del reencuentro con los muertos, que  finaliza el 1 de noviembre con la festividad de Todos los Santos. El Samaín gallego poco difiere en su ejecución de la tradición ‘importada’ de E.E.U.U. (donde fue transmitida por los inmigrantes irlandeses), algo que genera detractores entre una parte de la población, si bien también cuenta con buen número de seguidores.

En sus orígenes celtas, en Samaín, los vecinos se colocaban pieles para espantar a los espíritus malignos y elaboraban calaveras con una cubierta de calabaza. De ahí la evolución hacia los disfraces.

En la actualidad, los pequeños lo pasan en grande con este día de disfraces, tal y como se pudo ver en los últimos días en los centros escolares y en las calles de diversas localidades como A Rúa de Valdeorras.

  • En imágenes:

En la calle Doctor Vila de A Rúa

Niñas de A Rúa

Disfrazadas en A Rúa

Noche de los muertos en A Rúa

Tres jóvenes de A Rúa

Truco o trato