image
La envidia cada vez es peor. Empiezo este artículo sobre este tema que da mucho que hablar,y creo que todos lo sabéis.

image7 image-3

Vivimos en un mundo lleno de falsedades, envidias y malas caras, donde todo se consigue no por lo que vales, a veces debido a que muchas mujeres no se quieren lo suficiente como para no tener reparo en “venderse”.

 

 

 

Profundizando en el tema, en el mundo de la moda, como ya he dicho antes, se consiguen muchas cosas por lo poco que se valoran las mujeres (si se les puede llamar así) ya que lo único que quieren conseguir es fama y hacen lo que sea con tal de intentar conseguirla. Pero no se dan cuenta que esta actitud trae problemas para las que de verdad nos valoramos y estamos día a día practicando y poniendo ilusión en lo que de verdad nos gusta.

Se siente mucha impotencia cuando ves a una chica que no tiene lo se exige para ser modelo (sin despreciar a nadie, para para todo trabajo se necesitan características y preparación) consigue todo por ser una fresca, y perdón por la palabra, pero que consigan las cosas así, por ser también unas pelotas, es algo que te desilusiona mucho, que hace que te replantees seguir en este mundo de una forma digna y peleando tanto.

Bueno, os cuento, es un tema mucho más banal comparado con lo que acabo de relatar, pero da muchísima rabia. Contacté con una chica muy agradable de este mundo, y tuve una pasarela que gestiona ella, la pasarela perfecta y ella una chica encantadora. Hasta ahí, todo genial, pero al llegar a casa, me faltaba la cazadora, y la tenía en el bolso y ahí no estaba. Vamos, que la cogió alguna modelo que estaba por allí, puesto que la chaqueta patas no tiene.


image-4 image5

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando pasan estas tonterías te das cuenta del tema con el que empezaba, la envidia. Qué mala es ¿eh?. Algunas van de profesionales y como se demuestra no lo son, esto no se hace trabajando. Ni trabajando ni dejando de trabajar, es algo patético. Pero bueno,esperemos que este tema se solucione, ya que en caso contrario tendré que empezar a cortar las confianzas por lo sano.