A-76La puesta en marcha de la A-76 puede verse paralizada por las denuncias de la Plataforma de la Ribeira Sacra que considera que el trazado actual de esta futura autovía, daña seriamente a determinados puntos de esta zona de Galicia.

Así se lo han hecho saber a autoridades europeas en la denuncia que han presentado hace unos días a la Comisión Europea, haciendo hincapié en el perjuicio medioambiental que se generaría de continuar con el actual trazado.

A mayores ahonda en el tema indicando que este trazado incumple disposiciones medioambientales actualmente vigentes en las normativas europeas en esta materia.

Esta plataforma ha solicitado de forma reiterada reuniones con las autoridades gallegas y de los ministerios correspondientes para indicarle estos perjuicios y proponerles trazados alternativos.

Consideran que la A-76, que uniría el Bierzo y Ourense es una infraestructura necesaria pero que no se pueden incumplir normativas vigentes en materia medioambiental, perjuicios a zonas de interés turístico ampliamente visitadas y reconocidas porque se quiera realizar el actual trabajo planificado. Por todo ello proponen diferentes alternativas.