• José Carlos, Blanca y Javi pertenecen al club berciano Mamba K1
  • Han conseguido un oro y dos platas en el Mundial de Muay Thai que se está disputando en Bangkok

Javier, José Carlos y Blanca. Foto Dani Ossorio

 

Hace unos meses contábamos la historia de Blanca Romero Romero y de sus compañeros antes de ir al Mundial de Bangkok (Una niña de 12 años en el Mundial de Muay Thai). El Mundial llegó y han conseguido nada menos que tres metales, un oro y dos platas.

Guiados magistralmente por su entrenador, Diego Vázquez, campeón de Europa en 2012 en 69 kilos (campeonato celebrado en Francia), y gerente en la actualidad del Bierzo Fitness Center de Ponferrada (que abarca el Mamba K1) han logrado un hito para este deporte. 

Antes de partir, Diego nos comentaba que el éxito ya era poder vivir unos mundiales y más en la cuna de este deporte y que lo que menos importaba era el resultado final. Pero su espíritu competitivo y de superación continua lo ha sabido plasmar en sus discípulos y ese último mes y medio antes de la cita que, según nos relataba, “iba a ser durísimo y de preparación exhaustiva” ha traído unos grandes frutos.

Los campeones con sus metales

 

“Es un máquina, si sigue así va para figura”

 

José Carlos Teniz Pereira, ganador del Oro (categoría -51 Kg Cadete) venciendo en su último combate a Thkhirjon Olimjonov de Uzdekistan promete seguir dando muchas alegrías, ya antes de partir, Diego comentaba que “es un máquina, si sigue así va para figura. Trabaja muchísimo y tiene unas cualidades excepcionales”. Esta medalla viene a refrendar lo que un especialista como Diego, con una dilatada experiencia, opinaba de él. 

Blanca Romero Romero, plata en -39 kg Cadete se enfrentó a la moldava Stefania Tataru y Javi Romero Suárez que se enfrentó a Aslamjon Ortikov de Uzbekistan en -37 kg Cadete completan este trío de medallistas mundiales.

Diego con los chavales en sus instalaciones del Bierzo Fitness Center de Ponferrada. Foto: Dani Ossorio

 

Diego, al que consideran un “segundo padre” ha sabido guiar magistralmente a estos tres fenómenos que tienen un gran porvenir por delante, pero siempre les hace tener los pies en la tierra. Él ya pasó por el proceso y sabe lo complicado que es poder vivir de este deporte que requiere sacrificio diario y tener ‘suerte’ de no lesionarse, de que se fijen en uno, que apuesten… y además, al no ser un deporte tan mediático, que sean conscientes que cuesta incluso organizar un viaje para acudir a las citas (el Bierzo Fitness Center de Ponferrada tuvo que realizar un sobreesfuerzo y que movilizarse solicitando ayuda, sortenado, etc para ir al mundial).

Lo importante era “que disfrutaran, que viviesen una experiencia única en la vida y que tuviesen la oportunidad de aprender de los mejores”. Diego Vázquez

Posando con sus medallas

 

Esa competitividad sana que les mete Diego ‘por vena’ les hace incluso que la medalla de plata les sepa a poco inicialmente. Blanca, Blanquita como la conocen, sufrió su primera derrota en su corta carrera. Las lágrimas no le permitían darse cuenta de lo que había conseguido en primera instancia, estaba ‘demasiado dolida’ por la derrota. La aceptó con una deportividad excelente como bien les enseña el maestro, reconoció el mérito de la rival y horas más tarde, sin la adrenalina de la pelea se ha dado cuenta que es toda una subcampeona del Mundo. 

Así entrenan una subcampeona y un campeón del Mundo. Foto: Dani Ossorio

 

Ahora queda disfrutar, valorar enormemente lo que han conseguido llenen o no (que es lo más probable) espacio de forma masiva en medios de comunicación y seguir aprendiendo hasta su retorno a casa. Una vez aquí… a seguir dándolo todo, Diego ‘los bajará’ rápido de la nube, este deporte no permite acomodarse.

Vendrán o no futuros éxitos, pero el trabajo, el sacrifico, la constancia, los valores…no necesitan de medallas para ser reconocidos y Diego y su equipo es lo que les inculcan a los chavales todos los días. José Carlos, Blanca y Javi además ya pueden decir bien alto que tienen su presea mundial

 

Algunas imágenes, que ya son imborrables:

La delegación española

 

El ‘Mamba Team’

 

Totalmente integrados

 

Luciendo su presea en Bangkok