• Dan comienzo en el ‘Prao de la Iglesia’ de Compludo las excavaciones en busca del primer monasterio fundado por San Fructuoso en el siglo VII

Iván Alonso y Artemio Martínez Tejera durante la presentación del proyecto de excavación

 

La finca conocida como ‘Prao de la Iglesia’, de la localidad de Compludo, acogerá, previsiblemente esta misma semana si el tiempo lo permite, el inicio de las excavaciones en busca del primitivo cenobio fundado en torno al año 630 por San Fructuoso. El ‘Prao de la Iglesia’ es el lugar donde el arquitecto conservador José Menéndez Pidal realizó una pequeña excavación allá por el año 1957, intervención tras la cual nunca se ha vuelto a estudiar ni excavar en Compludo.

Estas excavaciones, en las que participan siete alumnos de máster de procedencias tan dispares como Santiago de Compostela, Seattle y Suecia, se enmarcan dentro del proyecto “Orígenes de la Tebaida Berciana”, que se presentó en la iglesia parroquial de Compludo, presentación en la que participaron el concejal de Medio Rural y Patrimonio en el Medio Rural, Iván Alonso, y el codirector del proyecto Artemio Martínez Tejera.

Iván Alonso aseguró que estos trabajos, junto con los que se han llevado a cabo y se desarrollarán en otras zonas, como la iglesia y el claustro del monasterio de Montes, tienen como objetivo final proporcionar soporte material a los instrumentos documentales que permitan construir una justificación sólida para la actualización del Bien de Interés Cultural, BIC, de la Tebaida Berciana, posiblemente en la categoría de Espacio Cultural (que sería el tercero de Castilla y León, junto con Las Médulas y Atapuerca), toda vez que la declaración de BIC en la categoría de ‘paisaje pintoresco’ data de 1969 y ya no existe en la actualidad.

Visita a los terrenos donde se realizarán las excavaciones

 

Además, precisó Iván Alonso, “aquella declaración BIC del año 69 no incluía a los compludos (Compludo, Espinoso, Carracedo y Palacios de Compludo), algo que no es entendible cuando precisamente se está hablando del lugar donde tuvo sus orígenes la propia Tebaida berciana”.

El siguiente paso en el campo de los reconocimientos del paraje sería el de Patrimonio Mundial de la Unesco, pero, Alonso reconoció que para esta declaración se precisará una década o dos, porque “de lo que se trata es de armar una candidatura muy fuerte y sólida”.

El responsable del proyecto Artemio Martínez Tejera (codirector junto a Jorge López Quiroga) señaló que en estos momentos “no sabemos que nos vamos a encontrar, porque estamos ante el inicio de las excavaciones y de la investigación”. Pese a lo cual, Martínez Tejera señaló que con anterioridad al comienzo de la excavación se llevaron a cabo unos trabajos previos con georradar, que han constatado la existencia de estructuras interesantes que deberán ser afloradas y estudiadas.

Paralelamente, el profesor Martínez Tejera señaló que una parte del proyecto consiste en el inventariado y la catalogación de los elementos patrimoniales significativos de la Tebaida. Por otro lado, señaló que estas excavaciones no han hecho más que empezar, primero en Montes y ahora en Compludo, pero que probablemente tengan que prolongarse durante al menos una década. Martínez Tejera señaló que en esta campaña se van a realizar tres catas arqueológicas en tres lugares diferentes del ‘Prao de la Iglesia’, una finca de unos 1.700 metros cuadrados. Sin embargo, aún hay documentadas otras nueve fincas donde presumiblemente podría haber restos monacales, tales como la denominada ‘Santa maría da Veiga’, lo que demuestra que el trabajo que hay que hacer es ingente y no se agota en una campaña de excavaciones.

Una imagen de los voluntarios que participarán en las excavaciones

 

La financiación de la excavación ha sido posible gracias a la cooperación de varias instituciones públicas: Ayuntamiento de Ponferrada, Diputación Provincial, Consejo Comarcal de El Bierzo y Junta de Castilla y León. En ese sentido, Iván Alonso aseguró que la idea es continuar las excavaciones en sucesivas campañas: “Una vez iniciados los trabajos, después de 60 años ya no podemos pararlos, la Tebaida no puede seguir esperando”.

Homenaje a los vecinos

El acto de presentación del proyecto sobre los orígenes de la Tebaida Berciana se completó con un pequeño homenaje consistente en la entrega de un diploma de reconocimiento a cada uno los propietarios de los terrenos donde se va a desarrollar la excavación, por su generosidad, ilusión y comprensión, sin las cuales la excavación “jamás habría sido posible”, tal como recalcó Artemio Martínez Tejera. Los propietarios de los terrenos que recibieron su diploma fueron: Carmen Flórez García, Esperanza del Río Flórez, Francisco Flórez Álvarez y Ramiro del Río Flórez.

Los propietarios de los terrenos del ‘Prao de la Iglesia’ recibieron diplomas de reconocimiento

 

Asimismo se hizo entrega de diplomas de reconocimiento a tres vecinos de Compludo que participaron en su día, en el año 1957, en las excavaciones llevadas a cabo por Menéndez Pidal, estos vecinos son Bernardo Panizo, Juan Flórez y Martín Alonso, ninguno de los cuales pudo estar presente en el acto, por lo que su diploma fue recogido en su nombre por Manuel Sánchez.