• Fue proclamado alcalde en un pleno arropado por vecinos, familiares y compañeros del PSOE a nivel provincial y comarcal

Al salir del pleno

 

La elección de alcalde en A Rúa, después de la renuncia de María González Albert (BNG), para dar continuidad al pacto de gobierno del bipartito (PSOE-BNG) se desarrolló enun pleno que siguió el procedimiento legal, con la constitución de la “mesa de edad”, integrada por los concejales de mayor y menor edad, José María Casillas Campo  y Diego González Moral,  respectivamente, que presidieron la sesión hasta la proclamación del alcalde.

Además del socialista Luis Fernández Gudiña, también se postuló el portavoz del PP, Avelino García Ferradal, prosperando el primero con seis votos frente a los cinco de los “populares”.

Luis Fernández Gudiña fue arropado en la sesión por pesos pesados del PSOE a nivel provincial  como la diputada Noela Blanco, Miguel Fidalgo y Raúl Fernández, además de los alcaldes de O Barco, Petín, Vilamartín, Ribadavia y Carballeda de Avia: Alfredo García, Miguel Bautista, Enrique Álvarez Barreiro, Ignacio Gómez y Luis Milia.  También acudieron Gonzalo Caballero, de Vigo, así como compañeros socialistas de A Rúa y la comarca de Valdeorras.

A todos ellos citó Fernández Gudiña al principio de su intervención y, después, hizo mención a su familia y a sus dos nietos pues “gracias a ellos me levanto cada día luchando para tratar de dejarles un mundo mejor”.

El alcalde recordó la firmeza del pacto con el BNG e hizo balance de los proyectos ejecutados en ese tiempo como la aprobación del Plan Urbanístico, la traída de agua a Vilela, la dotación de un ascensor al centro de salud, la reducción de la deuda del Concello y arreglo de calles, entre otras.  En cuanto a los retos pendientes, dijo que son un nuevo centro de salud, una vieja reivindicación de más de una década, “bien en una parcela ya asignada o bien en otras alternativas”;  y el acceso a la N-120, para lo que emplazó a la oposición a colaborar para conseguirlo pues para ambas cuestiones señaló que es vital la voluntad política de instancias superiores como la Xunta y el Gobierno central.

“Apostamos desde un principio por la transparencia, por la participación y el acercamiento  de la Alcaldía a los ciudadanos y ya se dieron pasos importantes en dos años, pero tenemos que seguir avanzando y por eso incorporaremos un nuevo Reglamento de Participación Ciudadana, que ya está casi elaborado y en tenemos el gran reto, en los próximos meses, de la Administración Electrónica para poder ser mucho más ágiles”, expuso Luis Fernández Gudiña, detallando que “queremos un Ayuntamiento en el que cada uno de los ciudadanos se sienta partícipe y colabore en las acciones de gobierno, un Ayuntamiento que escuche a los ciudadanos y se preocupe por ellos vivan donde vivan, pero eso sólo se puede hacer si trabajamos de forma coordinada como hasta ahora. No nos asustan los retos, sino todo lo contrario”.

Avanzó que la repoblación de  O Aguillón se completará el próximo otoño  y que hay un proyecto de acondicionamiento para A Reza. Y que seguirá ejecutando la mejora de los núcleos de A Rúa, después reparar los accesos a Roblido y Vilela. “Nos queda Somoza, la segunda fase de Vilela y el núcleo urbano de A Rúa (Chile,Doctor Fleming y Silveira)”.

Fernández Gudiña también intentará conseguir los medios económicos para devolver el cine a la población con la compra de un proyector. Finalmente, abordará medidas para combatir la escasez de agua. “Estamos mirando con Petín una solución”. Y también hizo un llamamiento a la población para racionalizar el consumo. “No estamos paralizados, hay mucho trabajo hecho y mucho por hacer con la misma ilusión y ganas”, expresó.

Abrazo a una de sus hijas

 

El pleno

En el pleno, el primero en tomar la palabra fue el “popular” Avelino García Ferradal, quien después de felicitar  al nuevo alcalde, puso por delante que “no va a disfrutar de los 100 días de cortesía”, teniendo en cuenta la continuidad del grupo de gobierno; recomendó que abra las puertas de la alcaldía y “no lo haga virtualmente” y recordó la experiencia de Luis Fernández Gudiña en cogobiernos anteriores, de modo que “no se exima de culpa”, apostilló, en alusión “al estado en que se encuentra A Rúa”. Además, citó proyectos pendientes como el centro de salud, el enlace con la N-120, una solución definitiva para el agua y la dinamización de A Rúa, así como arreglar de una vez por todas A Reza y O Aguillón.  E insistió en la necesidad de un estudio de viabilidad sobre el campo (concentración parcelaria), apoyo a los empresarios y actividades turísticas, además de potenciar el comercio.  “Podemos dar ideas, pero ustedes son los que gobiernan, a pesar de ser un gobierno de perdedores. Consiguieron en los despachos, de forma legal, lo que las urnas no les dieron”.

Fue María González Albert quien rebatió sus palabras apuntando  que el portavoz del PP perdió la oportunidad  tanto en el pleno anterior, de la renuncia, como en el de la elección de alcalde “de ser educado. Este no es un gobierno de perdedores, sino que la Ley Electoral permite los gobiernos de coalición y que los alcaldes no se eligen de forma directa. El PP debería optar por hacer pedagogía política y no echar lodo a la política, que lo llevan haciendo mucho tiempo. En estos últimos dos años arrancó la senda de una mejoría y en los dos últimos años va a mejorar mucho más. Seguiremos trabajando al servicio del alcalde y en este bipartito”.

  • En imágenes:

Votación para elegir a Luis Fernández

El pleno de la elección de alcalde en A Rúa

Intervención ya como alcalde

Mesa de mayor y menor edad en el pleno

Momento de los candidatos a la alcaldía, luis Fernández y Avelino García

Noela Blanco, Luis Milia, Miguel Fidalgo, Alfredo García y Enrique Álvarez, entre otros

Raúl Fernández, secretario provincial del PSOE

Las hijas y nietos de Luis Fernández a los que mencionó en el pleno