• Díaz Mouteira recuerda a los veinte desempleados que participan en un taller dual especializado en fruticultura el estrecho vínculo entre la formación y las oportunidades laborales
  • La delegada territorial de la Xunta, Marisol Díaz Mouteira, visitó esta iniciativa de empleo que ofrece formación al alumnado orientada a la producción de manzana para la elaboración de sidra
  • Este taller, promovido por el Ayuntamiento de Celanova y en el que también participan los municipios de Bande y Verea, tendrá una duración de 9 meses
  • La consellería de Economía, Empleo e Industria ha publicado la convocatoria de este año de la línea de ayudas y el plazo para la presentación de solicitudes finaliza el 10 de junio

 

La delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, visitó ayer el taller dual Pomares, fruticultura para revivir, en el que 20 despedidos cuentan con un contrato de formación y aprendizaje durante nueve meses para especializarse en fruticultura y gestión de la producción agrícola. Las dos especialidades impartidas en el taller están orientadas a la formación sobre la producción de manzana para la elaboración de sidra y otros productos derivados, con el objetivo de desarrollar un futuro proyecto empresarial vinculado la este sector. Esta iniciativa de empleo es promovida por la Consellería de Economía, Empleo e Industria en colaboración con los Ayuntamientos ourensanos de Celanova, Bande y Verea.

Durante el desarrollo de este programa mixto de formación y empleo el alumnado está realizando, entre otros, trabajos preparación del terreno y de plantación de árboles frutales y otros productos agrícolas, labores de cultivo y recolección, controlando las posibles plagas, enfermedades y fisiopatías.

La representante autonómica animó a los alumnos que están participando en este taller a aprovechar “al máximo la oportunidad que se les brinda” y a seguir mejorando su cualificación para acceder a un puesto de trabajo. Al hilo, recordó que los talleres de empleo permiten, además, a los participantes recibir un certificado de profesionalidad con validez en todo el Estado.

 

En la visita, Díaz Mouteira indicó que los talleres forman parte del compromiso del Gobierno gallego con la formación, ya que, según la delegada territorial, es la llave que puede abrir las puertas a un futuro de oportunidades laborales. La delegada territorial recordó que la Xunta viene de publicar en el Diario Oficial de Galicia (DOG) esta línea de ayudas y las entidades promotoras interesadas (ayuntamientos, mancomunidades de ayuntamientos y entidades públicas dependientes o vinculadas a un ayuntamientos) tienen de plazo para la presentación de solicitudes hasta el 10 de junio. Los Ayuntamientos Emprendedores seguirán teniendo preferencia en esta iniciativa. Entre las novedades de la convocatoria de este año destaca que en la valoración de los proyectos se tendrán en cuenta aquellas entidades solicitantes que no promoviesen proyectos de talleres durante los cuatro años anteriores.

Por segundo año consecutivo se ponen en marcha esta modalidad de talleres que, además de un contrato de formación y aprendizaje de 9 meses, incluye la posibilidad de que los desempleados puedan optar la tres meses más la jornada completa, como mínimo, a un contrato laboral en una empresa del ámbito territorial en que se desarrolle el taller y en la misma especialidad en que se calificaron. De este modo, la Xunta incentivará, para aquellos ayuntamientos que lo soliciten, la contratación en las empresas. Asimismo, y al igual que en la edición pasada, también se primarán los forestales y los específicos para mejorar el Camino de Santiago.

Este tipo de programas mixtos de formación y empleo se centran en la realización de obras o prestación de servicios de interés general y social que posibilitan un trabajo que, junto con la formación profesional para el empleo, procura la calificación profesional y favorece la posterior inserción laboral de las personas desempleadas que lo realizan. También posibilitan que los participantes además de recibir formación también perciban el salario mínimo interprofesional.