• Ángeles Vázquez y Joaquín Prieto analizan las medidas de la Xunta para facilitar el acceso a la vivienda a los jóvenes de Larouco
  • La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda recuerda que se puede solicitar ayudas para la adquisición de vivienda por parte de menores de 35 años en ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes
  • Señala que otra de las líneas de actuación a explorar es la construcción de viviendas modulares, con la que se puede incrementar el parque de viviendas, sin perder calidad constructiva, acortando los plazos de ejecución de obra
  • Vázquez Mejuto destaca el esfuerzo del Gobierno gallego por potenciar la rehabilitación la recuperación del patrimonio ya construido

 

La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, y el alcalde de Larouco, Joaquín B. Prieto Rodríguez, mantuvieron ayer una reunión de trabajo para analizar las distintas ayudas de la Xunta de Galicia para facilitar el acceso la una vivienda, a los jóvenes especialmente.

La conselleira de Medio Ambiente le indicó que el IGVS tiene abierta una línea de actuación, a la que se destinan 800.000 euros, para habilitar ayudas para adquisición de vivienda por parte de menores de 35 años en ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes. Indicó que los interesados disponen hasta finales de octubre para presentar su solicitud. El objetivo es contribuir al asentamiento de jóvenes en los ayuntamientos menos poblados, favoreciendo la fijación de población nueva en las áreas más rurales de Galicia.

Otra de las propuestas para facilitar vivienda a los vecinos de Larouco son el empleo de técnicas de construcción modular. Ángeles Vázquez le explicó que este procedimiento constructivo se basa en la unión de distintos módulos estandarizados que se fabrican en su totalidad en taller, de manera que las únicas obras requeridas sobre el terreno para la instalación de estos inmuebles será la ejecución de la cimentación y ensamblaje.

Con la apuesta por este tipo de técnicas de construcción se busca un doble objetivo. Por un lado, supone una forma ágil de incrementar el parque de viviendas protegidas existente en la comunidad, ya que reduce los costes sin que haya una pérdida de la calidad constructiva y acorta de forma notable los tiempos de fabricación; y por la otra, también representa la apuesta de la Xunta por la innovación en materia de edificación residencial pública.

Fomentar la rehabilitación

La conselleira de Medio Ambiente recordó que otra de las piedras angulares de actuación del IGVS es el fomento de la rehabilitación, con el fin de recuperar y conservar el patrimonio edificatorio que ya existe en las villas y ciudades gallegas. En ese sentido, destacó que la Xunta gestionará en 2019 casi 53 millones de euros a subvenciones para rehabilitación y acceso a la vivienda, a través de 16 líneas de ayudas destinadas a particulares, comunidades de propietarios, ayuntamientos y promotores.