• La Xunta concede 240.000 euros al Comité Ciudadano Anti-Sida de Ourense para mantenimiento de la casa de acogida y compra de material
  • El director general de Inclusión Social, Arturo Parrado, visitó las instalaciones de esta entidad en la ciudad de las Burgas
  • Con la aportación se adquirieron ordenadores, tabletas, una impresora y un proyector, unos sofás y diverso mobiliario para los baños del centro

 

El director general de Inclusión Social, Arturo Parrado, destacó la aportación de 240.000 euros concedida al Comité Ciudadano Anti-SIDA de Ourense en la convocatoria de subvenciones dirigida la entidades de iniciativa social para la realización de actividades de inclusión social referente a los años 2018-2020. Lo hizo durante su visita a las instalaciones de la casa de acogida de esta entidad, donde también mantuvo una reunión con el presidente, Jesús Apolinar Álvarez, y su junta directiva.

La mayor parte de este importe va dirigido al mantenimiento del centro de acogida especializada para personas afectadas por esta dolencia. La cuantía también contempla varias partidas para adquisición de diferente material de oficina, tales como ordenadores, tabletas, una impresora y un proyector, además de diverso mobiliario para los baños y sofás para el centro de acogida.

El director general exaltó la trayectoria y el trabajo diario de esta entidad en su lucha contra el SIDA. Una línea de trabajo que comparte con el Gobierno gallego, por esto, aseguró que la Administración autonómica continuará apoyando las entidades sociales que prestan un servicio de calidad a la gente que se encuentra en una situación de vulnerabilidad.

Este compromiso con las entidades sociales se refleja en el incremento del importe de las ayudas concedidas al amparo de la orden de subvenciones para actividades de inclusión, que en la última convocatoria se duplicó hasta conseguir los 16 millones de euros.

Asimismo, destacó que en los Presupuestos de 2019 de la comunidad, que llevan en vigor ya desde comienzos de año, se destinan 119 millones de euros al área de inclusión, una cuantía que supone un 70% más del que la Xunta destinaba a este objetivo hace diez años.