El Auditorio de Lalín acogió la presentación del libro ‘Paisaxe do Camiño de Inverno’

  • El libro fotográfico de Adolfo Enríquez hace un recorrido por los enclaves naturales de esta ruta jacobea, alternativa histórica al Camino Francés para evitar las nieves de O Cebreiro
  • Una exposición y un coloquio complementaron la presentación del libro, un proyecto financiado por el programa O Teu Xacobeo, de la Xunta de Galicia

 

El fotógrafo Adolfo Enríquez presentó ayer martes su libro y exposición ‘Paisaxe do Camiño de Inverno’, en un evento abierto al público
celebrado en el Auditorio de Lalín. Estuvo acompañado por la concejala de Cultura y Educación del ayuntamiento, Begoña Blanco, así como por dos de sus colaboradores en la publicación; José Taboada, presidente del Colegio Profesional de Geógrafos de Galicia y Aida Menéndez, presidenta de la Asociación de Caminos a Santiago por la Ribeira Sacra.

‘Paisaxe do Camiño de Inverno’ es un recorrido fotográfico por esta ruta jacobea, de la mano de 97 fotografías. Tal y como Enríquez apuntó, para la publicación se usaron un gran número de fotografías aéreas, realizadas con helicóptero o dron, ya que su interés era mostrar el paisaje en conjunto, algo que en muchas ocasiones resultaba imposible a nivel del suelo, debido a las características del terreno. Este tipo de fotografías le permitieron retratar el emplazamiento de construcciones destacadas, los cursos de los ríos, los meandros e incluso la confluencia de varias cuencas fluviales. Complementando a estas fotografías generales, el libro también ofrece instantáneas en detalle de aquellos elementos del paisaje que más
llamaron la atención del fotógrafo, como los campos de amapolas, los viñedos o la flor del chopo.

 

Un proyecto que contribuye a la promoción del Camino de Invierno, ruta que, tal y como señaló la concejala lalinense, Begoña Blanco, cuenta cada vez con mayor afluencia de peregrinos. Blanco destacó el paisaje verde interior de la ruta, que permite conocer la vida rural de los vecinos que, en la zona, se dedican de forma muy importante a la ganadería. Un recorrido que ofrece una gran diversidad paisajística y que, como indicó, beneficia a todos
los ayuntamientos por los que discurre, no solo por su aportación económica, sino también cultural.

A pesar de no ser la única ruta jacobea que pasa por el ayuntamiento, también incluido en el recorrido de la Vía de la Plata, Blanco quiso mencionar que el Camino de Invierno sí es el único camino que atraviesa el centro de Lalín, permitiendo a los peregrinos conocer algunos de los atractivos patrimoniales de esta población. 

Aida Menéndez, por su parte, centró su intervención en valorar no solo el paisaje natural del Camino de Invierno, sino también el paisaje cultural. Un concepto en el que, recordó, se basa la candidatura de la Ribeira Sacra al distintivo de Patrimonio de la Humanidad. Destacó la singularidad de los paisajes alterados históricamente por las diferentes civilizaciones que los habitaron, como los bancales a orillas del Sil y el Miño, el parque arqueológico de las Médulas o minas tan singulares como la de Monte Furado, así como los numerosos puentes de origen romano, con reconstrucción medieval o la huella del ferrocarril.

 

En su intervención, José Taboada animó a los asistentes a valorar el conjunto paisajístico del Camino de Invierno como un elemento de interés turístico en sí mismo, poniendo en valor aquellos parajes a los que, por resultarnos cotidianos, damos menos importancia. Apoyado por una presentación con algunas de las fotografías del libro, el geógrafo mostró cómo los materiales de construcción en los núcleos rurales, los usos del suelo, el clima o las
diferencias de relevo en el paisaje, nos hablan de las características geográficas de los distintos puntos que recorre el Camino de Invierno. Taboada quiso destacar también la importancia de un proyecto que contribuye a dar a conocer el patrimonio paisajístico de la zona, ya que, como él mismo señaló,

lo que se conoce, se valora y lo que se valora, se protege.

 

La cita de Lalín fue la segunda de un proyecto itinerante que todavía contempla paradas en Quiroga, mañana 19 de agosto; Rodeiro, el 24 y A Rúa, el 3 de septiembre. En todos estos eventos, también abiertos al público, podrá disfrutarse de muestra fotográfica y coloquio.