• El Ayuntamiento considera que la lluvia caída no servirá para paliar un verano seco en el que se prevén restricciones para usos del abastecimiento como cortar el agua de las fuentes públicas

El agua brota de las fuentes pero si persiste la sequía se cortará

 

El agua es un bien cada vez más escaso en A Rúa y en otras localidades de la provincia de Ourense debido a la ausencia de precipitaciones que se ha registrado este año. La lluvia caída en las últimas horas no es suficiente para solucionar dicha escasez si se cumplen las previsiones de un verano seco. La ex alcaldesa, María González Albert (BNG), ya lo puso de manifiesto durante la cesión del bastón de mando al actual regidor, Luis Fernández Gudiña (PSOE), y también éste durante su toma de posesión.

Luis Fernández Gudiña y María González Albert

 

“Estamos mirando una solución de emergencia. La Confederación Hidrográfica Miño-Sil tiene un sistema por el que permite realizar una captación de un máximo de dos años. Concretamente, en la presa de San Fiz (Petín) hay una válvula que permite instalar dos bombas de urgencia y que no es una solución a largo plazo sino puntual”, explicó María González Albert, recordando el gran proyecto que existe de la Mancomunidad de Aguas A Rúa-Petín,  que se encarga del abastecimiento a los dos municipios, para solventar definitivamente el problema imposible de ejecutar hasta ahora por su elevado coste, 2 millones de euros, y la falta de financiación.

Por su parte, el alcalde, Luis Fernández Gudiña (PSOE), expuso que “el principal problema que tenemos encima de la mesa es la escasez de agua, que no es algo que nos afecte a nosotros exclusivamente, sino a muchos pueblos de toda Galicia debido a la sequía”. Y avanzó que desde el Concello, en comunión con la Mancomunidad de Aguas (A Rúa-Petín), ya “estamos mirando la posibilidad, junto con Petín, de abordarlo. Además, hay que tener en cuenta que durante los meses de julio y agosto recibimos mucha gente y la demanda de agua es mayor”.

Por este motivo, considera que la implicación de la ciudadanía es fundamental y que debe comprometerse y hacer un uso racional del agua, haciendo caso al bando editado por el Ayuntamiento que invita a un consumo responsable.

Precisamente, este bando señala que el Ayuntamiento de A Rúa, si persiste la sequía, cortará el agua de todas las fuentes públicas hasta que la situación se estabilice, concretamente las de San Roque, Porto da Costa, O Santo, O Rouso y Plaza de Galicia.

Fuente de San Roque

 

Además, revisará las pautas de regadío de huertas y jardines y aplicará las sanciones correspondientes en el que caso de que se emplee agua de la traída durante la época estival  para lavar vehículos, llenar piscinas y regar jardines, entre otros usos.

En Petín, municipio que preside Miguel Bautista Carballo, con el que comparte abastecimiento, también se prevé un verano difícil pues el respiro de los últimos días como consecuencia de la lluvia, se estima que no solucionará el problema.