Dos de los cuatro elementos contaminantes analizados en el aire del Bierzo exceden los límites saludables. Es lo que se desprende del reciente estudio realizado por Ecologístas en Acción y que ha sido presentado a lo largo de la semana pasada con la denominación de ‘Informe: La calidad del aire en el Estado español durante 2013′.

Este informe pretende dibujar una imagen amplia y fiel de la situación de la calidad del aire en nuestro país durante el año 2013, en relación a la protección de la salud humana.

Respirar aire limpio y sin riesgos para la salud es un derecho inalienable de todo ser humano. Está sobradamente demostrado que la contaminación atmosférica causa daños a la salud de los ciudadanos y al medio ambiente. Se trata de un problema con una importante vertiente local, pero también de magnitud planetaria, ya que los contaminantes pueden viajar largas distancias.

El origen de este problema en nuestras ciudades se encuentra principalmente en las emisiones originadas por el tráfico rodado, a lo que se suman en mucha menor proporción las causadas por las calefacciones, así como las ocasionadas por el tráfico marítimo y aéreo en aquellas ciudades que disponen de puerto y/o aeropuerto próximos. En determinadas regiones puede también resultar relevante el problema causado por determinadas industrias, centrales energéticas (térmicas y de ciclo combinado), refinerías e incineradoras; sin olvidar el aporte causado por algunas fuentes naturales de cierta importancia.

Algo de esto es lo que se desprende en este informen lo que respecta a la comarca del Bierzo. Los contaminantes más problemáticos en el Estado español durante 2013 han sido las partículas en suspensión (PM10 y PM2,5), el dióxido de nitrógeno (NO2), el ozono troposférico (O3) y el dióxido de azufre (SO2).

Mapa1

Mapa2

Mapa3

Mapa4

Como se pueden observar en estos cuatro mapas, el segundo y el cuarto indican que se superan los límites recomendados por la OMS para el año pasado.

Es decir, el indicador de las partículas en suspensión PM2,5 (Mapa 2)

El diagnóstico de la situación respecto a este contaminante es todavía muy impreciso, y haría falta un mayor esfuerzo de las CC.AA. por ampliar los equipos de medición e incrementar la captura de datos.

En cuanto al indicador del ozono troposférico (Mapa 4) supera también los límites indicados por la OMS. No obstante en el mapa se puede ver que este es un problema crónico en casi toda España, a diferencia del que ocurre con el de las partículas PM2,5 del mapa 2.

Lo peor es que para el análisis completo de todos los factores contaminantes del aire que respiramos, la ciudad de Ponferrada solo cuenta con una única estación completa trasladada a la periferia urbana, algo completamente insuficiente para la amplia extensión de la comarca del Bierzo, además de limitar los elementos a analizar.

Hay otros puntos con estaciones de medición pero que solo realizan los análisis de los elementos que indicamos anteriormente.

En fondo gris los puntos donde las mediciones superan los límites recomendables por la OMS.

Mediciones