• La Confederación del Miño-Sil mejora la capacidad de desagüe de los ríos Gaiola, Lonia y Triós a su paso por el municipio de Pereiro de Aguiar (Ourense)
  • Estas actuaciones están incluidas en uno de los contratos de mejora y restauración de cauces programados para 2020
  • En el primer trimestre del año la inversión en el río Lonia y sus afluentes ya superará los 20.000 €

 

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS),  Organismo autónomo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, continúa los trabajos de limpieza  de ríos en la provincia de Ourense.

Hoy han comenzado  los trabajos de limpieza de cauces y mejora de la capacidad de desagüe de los ríos Gaiola, Lonia y Triós a su paso por el municipio de Pereiro de Aguiar (Ourense); estas actuaciones están incluidas en el Encargo a la empresa Tragsa para el Servicio de Conservación y Restauración de cauces de la Demarcación Miño-Sil, que se prorrogarán hasta septiembre de 2020.

De la inspección previa a las zonas de actuación se detectó abundante vegetación arbórea y arbustiva y un importante número de árboles con riesgo de caída sobre los cauces lo que dificulta el normal discurrir de las aguas, provocando inundaciones en las fincas colindantes.

En un tramo concreto del río Lonia se ha detectado la presencia de varios tapones (troncos y ramas) apoyados en las bases de 5 puentes o infraestructuras de paso, lo que merma considerablemente la capacidad de desagüe del río.

Características similares al anterior están presentes en el río Gaiola en el que varios troncos y ramas inertes dificultan la circulación del agua en seis infraestructuras de paso.

Para solucionar esta problemática general, se está trabajando en el acondicionamiento y limpieza del cauce en DPH y zona de servidumbre, especialmente en las inmediaciones de las infraestructuras de paso, a través de la ejecución de desbroces selectivos de matorral perimetral, poda y clareo de ramas bajas, corta sanitaria y retirada de pies secos, caídos o inclinados hacia el cauce.

Estos trabajos son ejecutados por una brigada compuestas por cuatro operarios especializados.

Los restos vegetales son retirados de la zona y se transportan al gestor autorizado; en el caso de los alisos, se aplicarán las medidas o recomendaciones profilácticas con el objeto de evitar la propagación de Phytophthora alni.

“Esta Encomienda finaliza en septiembre 2020, si bien, se está valorando, al igual que en 2019,  un contrato complementario de refuerzo que dé cobertura a un mayor número de tramos con problemas, todo ello con el ánimo de prevenir inundaciones y avenidas que pudieran afectar a las personas y sus bienes” matizó José Quiroga, presidente de la CHMS.