• Por el sumiller José Luis del Campo

 

Hoy le toca el turno a la cata de un vino tinto, este Casal Novo Mencía, un vino elaborado por Adega O Casal (Rubiá, Valdeorras, Ourense). Un vino monovarietal Mencía que en su cata se muestra como un perfecto ejemplo de lo que esperamos de esta varietal, o sea, frescura, mucha fruta y una vivacidad que le da la acidez elevada de esta uva.

Este Casal Novo Mencía ya muestra lo que lleva dentro en su cata en la fase visual  en la que nos deja en copa parada un color púrpura muy interesante, muy brillante y limpio, con una capa media y que en el movimiento de la copa nos deja ver ciertos reflejos violáceos muy llamativos.

En nariz, la intensidad es media y con una muy buena nitidez de aromas, destacando, como no podía ser de otra forma, la presencia de aromas a fruta roja, con ciertos toques a fruta madura, lo que le da una buena complejidad. Una buena acidez que le ayuda a dar frescor en nariz y un fondo mineral muy sutil que engloba un conjunto de aromas muy bien equilibrado.

La entrada en boca de este Casal Novo Mencía es fresca pero con carácter. Nada más entrar en boca vuelve la presencia a fruta roja, igual que en nariz, con una buena acidez que le permite darnos una buena persistencia a lo largo de su paso por el paladar, donde presenta un volumen medio. El paso es vino, con frescura, y un largo recuerdo, donde la Mencía se expresa muy bien. Es un vino en su paso muy sabroso y, en mi opinión, un vino muy equilibrado.

 

Maridaje: Aunque por su frescura podría admitir diferentes platos, yo me decanto por una carne, por ejemplo, a la brasa.