Roberto Carlos Mirás Mirás

Roberto Carlos Mirás Mirás

AVANZAR. ¿Avanzar? La turbina a dos metros de mí, bajo el ala, sobre el mar de nubes. Cuando las nubes  adelgazan, dejan entrever breves espacios de tierra nevada. Algodón espeso, mullido y soleado. Mar de nubes, algodones… ¡metáforas gastadas!

 (Adiós a la India- Chantal Maillard)

 

 

A continuación ofrecemos a ustedes un dialogo entre dos personas. Dos hombres que han estado en La India. Uno de ellos, Ernesto Ballesteros, Doctor en Filosofía por la Universidad de Madrid y Catedrático de la Escuela Universitaria de Cuenca. Es autor de: “Las Enseñanzas de Ramana Maharshi” (Kairos) Así como, “La Antigua Polémica del Ser y del Cambio” de reciente aparición y otro, Vicente Goyanes, médico y genetista. Ambos autores están interesados en la figura y las enseñanzas de Ramana Maharshi (1879-1950) Nos encontramos para este dialogo con una mesa llena de libros, amén de los ya mencionados: “Sé lo que eres. Las enseñanzas de Ramana Maharhi. Edición de David Goodman” (Olañeta-Indicabooks); L’ Hinduisme. Swami Satyananda Saraswati (Fragmenta Editorial) en catalán que pronto se editará en castellano, “La sabiduría de la No- dualidad. Una reflexión comparada entre Nisargadatta y Heidegger” Mónica Cavallé (Kairos) y “Mística medieval Hindú” (Trotta-2003) o “El Laberinto del Amor” Óscar Pujol (Libros del Silencio)

 amisa narrativa contem.

¿Cómo se inicia un filósofo occidental en el conocimiento de Maharshi?

Conozco a Maharshi – comienza Ballesteros -, por un par de personas que habían ido allí que son catalanes, pero en ese momento, una de ellas se encontraba allí,  viviendo en Tirunmalai. Leo las conversaciones que hay de Maharshi y sobre todo el Sat Darshana comentarios sobre la realidad, me va interesando y llega un momento en que me planteo el ir allí. Voy dos meses y me encuentro con una experiencia de dos meses. Regreso a España y escribo dos o tres cosas sobre Ramana y sigo pensando en Ramana.

Cuando usted regresa, ¿no le choca un poco todo eso que usted descubre?, ¿viaja usted a otro lugar, a otra cultura?

Todo lo que nos tiene que chocar nos choca. La palabra chocar la podemos usar de dos maneras diferentes: una en el sentido de sorprender, pero no es solo que me sorprenda es que me interesa mucho. Cuando yo descubro el pensamiento de Maharshi, no sólo el de Maharshi. Todo el pensamiento del Vedanta. He estado en contacto con otra persona que ha fallecido, pero que sabía mucho de Vedanta que era Roberto Pla y que ha escrito cosas sobre Vedanta y bueno, hay está Samkara y existe mucha literatura importante. ¿Me choca? ¡No tanto, no se como decirlo! Estuve allí hace unos diez u once años. No sólo me choca, sino que cada vez estoy intentando –viendo mucha más relación y esto es posible que les choque a muchos lectores –mucha más relación del pensamiento vedantino general, el de Ramana Maharshi en particular con el pensamiento occidental clásico. Cuando hablo del pensamiento occidental clásico, me refiero al pensamiento filosófico de Occidente. Esto supongo que les choca a muchos lectores.

En cierta ocasión escuchando a un filósofo hablar sobre las obras de Krishnamurti decía que organizaba seminarios sobre las mismas, pero aunque no nos gusta etiquetar, era un filósofo occidental… 

Llevaba las manos a la cabeza, pues hablaba de Krishanmurti como un filósofo. Nos imaginamos que pueda ser por eso. Se preguntaba: ¿cómo puede una persona como Krishnamurti o como el propio Ramana Maharshi que no han leído nada tener ese conocimiento de las cosas? Bueno- me dice- eso de que Krishnamurti o Ramana Maharshi no han leído nada. Habían leído muchísimo occidental y oriental de todo tipo. Y Ramana Maharshi también había leído. Aunque probablemente lo ocultaba. Lo que conocemos de Ramana Maharshi algunos de sus seguidores. No había leído nada. El lo sabía. El coincidía, usted sabe que Ramana Maharshi tiene varias obras predilectas indias, orientales sobre todo el Yoga Vasishtha. ¿Cómo puede decir alguno de sus seguidores que él no lo había leído?- Se pregunta Ballesteros.  Entonces, Ramana Maharshi se sabía el Yoga Vasishtha por inspiración divina, pues el lo recomienda, lo cita. ¿Cómo es posible que Ramana Maharshi citara y recomendará con mucha frecuencia el Yoga Vasishtha sin haberlo leído? También cita a Samkara ¿tampoco lo ha leído? Ramana Maharshi creo que ha leído bastante más de lo que nosotros creemos.

¿Qué entendemos por un santo, que entendemos por un sabio?

A lo que responde Vicente Goyanes: Un santo en nuestra cultura cristiana, si nosotros pensamos: ¿qué es un santo para nosotros? Pensamos en San Juan de la Cruz o en Santa Teresa de Jesús. Pensamos más bien en una persona piadosa alguien que ha negado su ego para apoyar a los demás. Que ha marchado a África para apoyar a personas con necesidad y que en algún momento de su vida ha tenido algún contacto directo con eso que llamamos lo divino. Eso es lo que nosotros más o menos entendemos por un santo. Pienso que Ramana Maharshi entra dentro de otra categoría muy diferente. Ramana Maharshi era un sabio y un sabio en Oriente significa básicamente alguien que tiene un conocimiento real de lo que esta pasando en el presente y de quien es él. Es un filósofo hasta el final, una dimensión absolutamente distinta. Un sabio como Ramana Maharshi entendía la no –dualidad, entendía que todo estaba hecho de conciencia. Él no tenía ninguna duda de que él no era sólo el cuerpo y la mente que nosotros vemos. Cuando alguien le hablaba y le decía: ¿es que usted se va a morir, es que usted le esta dando mucha importancia al cuerpo? Él se daba cuenta de que no era ese cuerpo y esa mente sólo sino que era la totalidad de lo que se percibe y eso es un sabio. Y un sabio es algo así como Einstein, pero muchísimo más. Para situar a los lectores diría que Ramana Maharshi es algo así como el no va más. El formula uno de los sabios del siglo XX.

Explica Ernesto Ballesteros:

Quizá la diferenciación que ha hecho de santo y de sabio quizá… A mi me, las palabras están hechas para no entendernos. Las palabras fijan los conceptos y entonces tenemos que hablar de santo y de sabio. Son dos cosas diferentes. En sus ejemplos: San Juan de la Cruz, o Santa Teresa, para mi tanto uno como otro, son santos y sabios. Ahora en lo fundamental que ha dicho que Ramana es un sabio. Estoy completamente de acuerdo. ¿Sabes que sobre San Juan de la Cruz en Oriente existen tesis doctórales sobre él? Añade Goyanes.

–Claro. Lo que ocurre es que hay dos modos de pensar- continua Ernesto Ballesteros-, vamos a decirlo así toscamente. Él occidental es uno. La filosofía occidental es uno como la ciencia y el modo de pensar la realidad de oriente, lo que podemos llamar la filosofía oriental es otro. Dice Vicente- No hablaría tanto de pensar, precisamente, aquí estamos hablando de pensadores. Ramana Maharshi es el prototipo de la persona que contempla y un contemplativo no suele pensar. Claro, claro. Yo empleaba pensar en un sentido amplio pues no tengo otra. No me da tiempo. Hombre creo que si definiéramos lo que es contemplar por ejemplo. En nuestra cultura también lo hay. San Juan de la Cruz cuando se encontraba en oración lo que hacía era contemplar y el precisamente en muchas de sus obras crítica a la cultura de su época pues decían que había que rezar sobre los salmos, darle vueltas a las cosas lo que aquí llamamos meditar. El decía que el nivel más elevado de la oración es la contemplación y Ramana Maharshi se pasaba la vida contemplando.

¿Qué dice Ramana Maharshi?

Tu sabes perfectamente, pues veo que conoces a Maharshi – continua Ballesteros-, que lo que les dice Maharshi cuando les pide consejo a todos los que se encuentran allí, discípulos admiradores ‘no, no mírate a ti mismo’ Es lo que hacen todos los sabios Vedantas y hacen los budistas ¿qué hace el Buddha? Mírate a ti mismo. Esa contemplación interior que se parece mucho supongo que estarás de acuerdo con lo que tú dices de la contemplación interior de San Juan de la Cruz. Esa contemplación interior es lo fundamental. Supongo que estarás de acuerdo conmigo y tendríamos que descender de muchas cosas para separarlo del pensar. Por que pensar lo decimos de una manera genérica, ruda y demasiado amplia. Creo que por ejemplo si le decimos a la gente que nos oye  que nos pasamos la vida pensando de la mañana a la noche y que tenemos una especie de diálogo interno, uno esta charlando consigo mismo, se da ordenes, se da instrucciones, todo el día. Cuando somos conscientes de eso, logramos esa distancia entre tu que eres como el testigo y esa actividad permanente que esta funcionando. Poco a poco esa actividad mental va disminuyendo. Entonces muchos problemas psicológicos de la gente se acaban resolviendo, simplemente, por esa nueva cualidad que surge en uno que es esa percepción del presente, esa contemplación de lo que le está pasando a uno en cada momento. Nosotros al estar aquí, nos estamos dando cuenta, estamos sentando la base de investigación de uno mismo. Conocer cómo funciona uno. Tu recuerdas – cuando a Maharshi le decían: tu eres mi maestro-,  el les decía: yo no soy maestro de nadie. Lo decía en las conversaciones: el maestro de ti, eres tú mismo.

Lo decía el Buddha también:

Así es, eso lo dijo el Buddha también. Desde luego, eso lo dice el Buddha también, pero Ramana Maharshi también lo dice muchas veces. Esa es la clave del asunto. Aunque eso no es lo que llamamos vulgarmente pensar. La mayoría de las personas, vamos a incluirnos, nos pasamos la vida pensando en las cosas que nos pasan. Si te parece, Ernesto, el pensamiento práctico es fundamental. Resolver a diario las circunstancias que nos van surgiendo. Es fundamental. Ahora yo me refiero más, a otro tipo de pensamiento. Vas por la calle y de repente, nos encontramos pensando en cualquier cosa, estamos pensando en lo que va a pasar cuando tú llegas a aquel sitio y durante el camino no disfrutas nada. Ese creo que es uno de los problemas que tiene todo el mundo.

Ernesto Ballesteros:

Claro, pero ese el problema que plantea claramente la filosofía oriental en algunos de sus más perspicaces seguidores. Estaremos de acuerdo en que igual que hay mucho tongo en la filosofía occidental, también lo hay en la filosofía oriental. Ahora los grandes de la filosofía oriental. Es que eso es lo que dice el Buddha o lo que han recogido, pues él no lo escribe.

Hablamos de personas preguntamos:

Personas que lo viven, que son auténticas de verdad. Personas que viven ese estado de no – dualidad. Ese estado de que son la conciencia, tenemos ejemplos como este señor Ramana Maharshi, pues que lo operaban sin anestesia y cosas así extraordinarias. ¿Cómo puede ser que un ser humano pase por…? Es que esta tan des identificado de lo que es ser un señor que se va a morir y claro esta persona es un ser como digo extraordinario- Añade Ballesteros-, Bueno, pero fíjate, a lo que me estoy dedicando durante los últimos tres años. Estoy viendo que en Occidente, entre los que se llaman sabios o filósofos, hay una tendencia hacia esos mismos territorios, hacia esos mismos pastos. Lo que pasa es que es una tendencia oscura y a veces abortada. Lo he notado en filósofos, en sabios y en escritores. En personas de principios de siglo era algo muy corriente.

Ahora y después del sesenta, no hay pensadores en…

Pienso que estamos en una fase de crisis.  Estamos totalmente de acuerdo. Es como un paréntesis a una nueva situación, incluso de organización social.  Oye me han dicho que te llamas Vicente y que eres médico y ¿dónde vives?

A lo que responde:

Vicente José Goyanes y vivo aquí en La Coruña.-  ¡Ah en La Coruña!

Introducimos otro elemento en la conversación: han hablado de que no había filósofos y de que había oscurantismo, es lo que hemos entendido. Ahora mismo, nos viene a la cabeza un filosofo que es Chomsky y es una persona que no esta absolutamente de acuerdo con nada. Nos gusta muchísimo, no todo el mundo esta de acuerdo en como están las cosas, afortunadamente.

De todas formas – dice Vicente Goyanes-, la mayoría de las personas que hablan de la guerra, siendo críticos, son personas que siguen con una visión dualista del mundo. Cuando le preguntaban a  Ramana Maharsi o a Nisargadatta sobre como se podría resolver el tema de la pobreza en el mundo o el dolor. Ellos daban respuestas que aparentemente eran muy duras. Decían usted no se preocupe del dolor de los demás, no se preocupe usted de cuando se vaya a morir. Usted céntrese en quien es usted y cuando sepa quien es usted vera que el mundo no funciona como usted cree y las cosas son diferentes, entonces con una visión de ese tipo, no se como decirlo, estos señores se encontraban a un nivel que veían la realidad de lo que esta pasando de una manera radicalmente diferente de cómo la ve alguien que considera que es una persona y que es perecedero por tanto que tiene que defender su ego y que tiene pues unas aspiraciones de tipo social para solucionar las cosas del mundo y tal. Cuando se llega a ese nivel de conocimiento y se supone que estos señores tienen una visión más real de lo que esta pasando, entonces, trascienden ese planteamiento, y dicen: ‘No se enreden, cuando sepa usted de primera mano, que usted es la conciencia y que todo aparece en la conciencia y que todo esto no es permanente, entonces se dará cuenta de que esos problemas que usted plantea no son tan importantes

Estoy completamente de acuerdo contigo,- explica Ballesteros-, sobre todo en dos cosas fundamentales, has citado a otra clave que conviene también subrayarla que es Nisargadatta que a veces se olvida un poco por que hacia cigarrillos. Si vais a visitar a Ramana Maharshi, allí os encontrareis con un ashram, es modesto, pero es un ashram. Se encuentra la tumba de su madre, personas que le adoran. Ahora, si visitamos donde se encontraba Nisargadatta a los suburbios de Bombay a aquella casa, tendríamos que buscar a uno de sus hijos que ya no se si vivirá. Me gusta mucho que lo hayas mencionado pues es otro punto y a parte. Cuando dices que les preguntaban sobre el hambre y sobre la miseria, ¿cómo lo orienta esta gente? Totalmente de acuerdo. No creo que en el tiempo que has tenido se puedan decir las cosas más exactamente. Yo no podría decirlas más exactamente. Ahora habéis introducido otro nombre que es el de Chomsky. Otro talento. Es natural que Chomsky haya visto algo. Hay muchos más. Ahora en lo que no estoy de acuerdo que no hemos dicho, ni Vicente, ni yo. Es que Occidente vive en un oscurantismo, no. Hemos hablado de que Occidente de pensamiento, esta en crisis. No que haya un oscurantismo. Es lógico que Chomsky haya captado algo del problema occidental, pues el como sabemos se ha dedicado toda su vida a estudiar el lenguaje y el pensamiento. Claro el lenguaje es una de las claves, por las que el pensamiento occidental va por un lado, y el pensamiento oriental, va por el otro.

Al hablar del lenguaje, lo hacemos de…

Cuando hablamos de lenguaje, hablamos de una modulación del pensamiento y viceversa. ¡Hombre claro! El lenguaje modula y fija que es lo que más le sorprende a Chomsky y que Chomsky no puede expresar bien los grandes problemas. El lenguaje es dual y se basa en una serie de conocimiento y conceptos que tenemos y en nuestra memoria y partiendo de eso, tu no puedes llegar a la contemplación por ejemplo. Eso es imposible. Es otra experiencia distinta. Es otra manera de ver las cosas.

Explica Vicente:   Ramana Maharshi también decía que la felicidad la tenemos por derecho de nacimiento. Entonces es otra cosa que podemos comentar en un minuto. Es que la mayoría de las personas piensan que la felicidad, esa carencia que tenemos y esa búsqueda de la felicidad que nos acompaña desde niños pequeños la resolvemos cuando vamos consiguiendo las cosas que nos planteamos como metas o sea, el día a día, o sea el tener una carrera, casarse. Esa es otra de las píldoras que nos venden aquí en occidente y que es una mentira total.

Otro elemento: ¿por qué hablamos de error?

Dice Vicente: la idea es que a base de conseguir cosas, tú resuelves en el momento esa carencia. Lo dijo Buddha hace 2.500 años: el sufrimiento proviene del deseo. Cuando satisfacemos el hambre o cualquier carencia de ese tipo, tu propia fuente interna de felicidad es la que te da satisfacción. Nosotros atribuimos a lo de fuera que nos resuelve la carencia, pero, en realidad eres tu mismo que quedas como dijéramos sin deseo y cuando no tienes deseo te sientes bien.

Volvemos a Ramana Maharshi y su pregunta: ¿quién soy yo?

 Claro la clave es uno mismo y desengañarse de la situación. En ese sentido, por ejemplo, la búsqueda de la paz en general, vemos a ecologistas o a pacifistas, ha pasado en Galicia, de repente sueltan a todos los visones, se hacen actos violentos. Realmente, para conseguir la paz. Si tu quieres conseguir la paz, lo primero tu tienes que tener paz tu dentro y cuando tu eres una persona pacifica y tienes bien asentada esa paz en ti, entonces, eso repercute y funciona. Nosotros llevamos miles de años con revoluciones, con guerras y no se soluciona el problema de la humanidad.

Comentario: una persona le decía a otra, tengo un familiar que tiene problemas de drogas: ¿cómo le ayudo? Le respondían: Primero te tienes que ayudar a ti mismo. ¿Eso choca un poco?

Choca pues estamos habituados a lo otro. Una cosa no excluye la otra. Una persona puede ser muy caritativa y muy buena y al mismo tiempo estar desapegado y hacer las cosas de una manera totalmente altruista, sin buscar una meta para nada. En el caso de estos sabios: es que ya no lo hacen por amor al prójimo es que ellos son el prójimo. Es un planteamiento totalmente diferente. Ramana Maharhi ve a otra persona y no ve a alguien distinto de él. Entonces la caridad de esa persona no es como la caridad de un hermano con otro. Es que yo me ayudo a mí mismo.

Aclara otro término, Ernesto Ballesteros:

El mundo en el que vivimos que como sabéis se llama la sociedad del bienestar en occidente. ¿Qué es esa sociedad? Una sociedad que pretende cada vez tener más cosas, esto no se puede negar. Claro para tener más cosas tiene que tener más dinero, comprar más cosas de ahí viene el aburrimiento, viene la droga etc. Pero hay que fijarse: ¡Tener más cosas! Para tener cosas, creer que la felicidad es tener cosas, lo primero es que tienes que ver o imaginarte esas cosas, tienes que imaginarte esas cosas y si las tuvieras te harían felices o sea tienes que apartar el mundo de ti.

¿Estamos proyectando hacia el futuro?

Claro tú no vives el presente sino que estas proyectando algo en el futuro y dices cuando yo tenga esto, ese coche de la marca tal de color rojo, entonces estaré feliz. Comenta Vicente Goyanes y añade Ballesteros: Tú lo has dicho, es que has mencionado luego una frase que tengo que subrayarla un poco, lo del amor al prójimo es fundamental tal y como esta dicho eso que es la esencia del cristianismo, pues eso no es de Nisargadata, ni es de Maharshi, ni es del Buddha, ni es de otras filosofías occidentales que aquí no puedo ni nombrar, por que el amor al prójimo ya supone el prójimo. Claro, supone que hay otro. Entonces esa es la base de la dualidad como tu has dicho y por lo tanto esa es la base de la infelicidad y lo voy a decir con todos los ejemplos, tengan lo que tengan hay hombres pobres, las dos terceras partes de la humanidad viven en la pobreza, pero que es esa pobreza, es una pobreza comparada con nuestra sociedad del bienestar con nuestra riqueza. Explica Ballesteros.

Partes de la Humanidad que viven hambrientas:

Esas dos partes de la humanidad que viven hambrientas ahora tuvieran lo mismo que tiene occidente: ¿qué creéis, que el mundo estaría en paz?, ¿qué habría más felicidad? En absoluto, por que nada nos puede saciar. Cuando tenemos tres cosas, lo que sea queremos cuatro. Y cuando quieres un televisor, quieres uno más grande. Uno plasma, digo plasma, no sé muy bien lo que es eso, pero bueno. El problema que tienen ahora los inmigrantes, los cayucos, es todo. Si ahora África, Sudamérica y gran parte de Asia tuviera todo lo que tiene el mundo occidental, ¿creéis que se habría acabado todo? Lógicamente no podría acabarse, pues el tema, es el problema de la persona.

Una palabra: ¡Amor al prójimo!

Estoy de acuerdo. Fíjate esa palabra que hemos dicho amor al prójimo eso no tiene para no herir a nadie, eso no tiene nada que ver con Maharshi, ni con Nisargadatta ni con el Buddha no tiene nada que ver pues lo único que tienes que amar es la conciencia, voy a emplear tu palabra, es que las palabras ya hemos dicho que son malas, pero como tu las has empleado la conciencia, el yo. A mi me gusta mucho lo de Nisargadata, la gran expresión del Vedanta, ESO. Si habéis leído algo de cómo vivía Maharshi o como vivía Nisargadata o como vivía el Buddha que no tenían necesidades materiales. Maharshi vivía con un dothi y le ofrecieron muchas veces viajar a Occidente o ir a zonas de la India en donde le alojarían y el decía que no… Decía ‘es la abeja la que va a libar en la flor” habéis visto alguna vez que las flores se muevan detrás de las abejas.

Tenemos en Occidente… Una idea practica de…

Esa idea práctica de la vida y de las cosas, pensamos que una persona como Ramana Maharshi no tiene cabida para nada, es una persona que no tiene proyección y sin embargo él decía que sin moverse de allí cualquier persona que tuviera la visión que tenía él irradia como una especie de energía o de fuerza o de amor, de generosidad o como se le quiera llamar, pero que eso era una realidad, en ese sentido los contemplativos tienen un papel fundamental en el mundo, aunque la gente no lo sepa ver, no tenemos esa sensibilidad para verlo. A lo que añade Vicente Goyanes: Pienso como dices que si la tenemos, pero cuando nos aprieta el callo. El problema casi siempre es un problema de sufrir. Todas las personas aprendemos más cuando nos pasan las cosas, duras, ¿estarás de acuerdo? Otro comentario- si me permites habla Ballesteros-, para avanzar los países que son más pobres que están subdesarrollados, son los que están dando un salto hacia delante y al mismo tiempo, el haber sido pobres es de alguna manera lo que les ha hecho avanzar, aquellos que tienen todo cubierto, ahí se quedan… La India al ser un país subdesarrollado está luchando por salir adelante… Estoy de acuerdo en que la India o China van  a salir, las nuevas potencias del futuro, pero eso no tiene nada que ver con Maharshi, ni con Nisargadata, ni con el Buddha ni con Krishnamurti no tiene nada que ver con esto. Sino Maharshi abría dicho tenéis que dedicaros a la tecnología.

Hablamos les comentó de un orden universal… ¿Puede ser?

Dice Vicente: La mayoría de las personas piensan que con un esfuerzo personal van a resolver el problema de su país o el problema de Oriente. Pienso que este nivel de sabios como Nisargadata ellos tenían la evidencia de que hay como una especie de situación de orden universal que está funcionando digamos por encima de lo que la mente humana puede comprender, para comprender un poco nos haríamos la siguiente pregunta: ¿cómo voy yo a entender algo que está por encima de mí? Si realmente, yo estoy apareciendo en eso. Si la conciencia es una conciencia impersonal en la cual todo aparece y desaparece como vamos a comprender eso, le estamos llamando ahora eso. No es exactamente la idea de Dios de occidente es algo más…

Comentario: leyendo a Raimon Panikkar como vamos creer en un Dios, cuando aun no creemos en el hombre, cuando nos auto- denominamos cristianos o budistas. Ernesto hablaba de un Amor Universal no es de unos ni de otros… ¿es la imagen, es el ego? Decía un filósofo, ¡que osadía!

Bueno –dice Vicente -, eso es una etiqueta eso es como ser del Deportivo o ser del Barcelona. En este caso si pertenecemos a un colectivo muy grande que lo que busca es lo espiritual, pues está muy bien y tiene mucha imagen, pero en el fondo es la misma mente, es un ego, que busca lo espiritual. Es una manera de calmar tu ansiedad. En términos generales invierten su energía hacía fuera en vez de ir buscando la realidad de si mismos. Es un tema muy conocido en los textos antiguos de la India, decían: “el ignorante mira hacía fuera, mientras el sabio mira hacia si mismo”

Comentario: Habéis estado en la montaña en donde vivió Ramana Maharsi ¿es así?

Primero hay que mandar un correo electrónico al ashram que se encuentra en Tirunnavamalai en Madras, dependiendo de las fechas le van a decir que si, aunque tiene una pagina de correo y con tiempo suficiente, pienso que lo encuentras, te vas a Madras en Avión, en Madras coges un taxi a setenta y tantos kilómetros creo recordar nos encontramos con un pueblo que entonces tenía setenta mil habitantes que se llama Tirunnavamalai y que está al lado de una montaña que se llama Arunachala que según los vedantines del sur y tal Arunachala es Shiva es el centro del mundo y al pie de esa montaña nos encontramos con el pueblo de Tirunnavamalai y al preguntar por el ashram de Maharshi te llevan sin problema y te dedicas a meditar y a ver durante un tiempo con toda la gente que se encuentra allí, yendo a la biblioteca.

Hablamos también de un lugar muy sensible lleno de mucha historia y de una gran presencia…

¿Sabes que es un rito muy valorado por ellos? – Explica Ballesteros-, Dar la vuelta a Arunáchala. En mi caso lo hice dos veces. Y hablamos de dieciséis kilómetros y unas cinco horas andando más o menos. Da la impresión de que nos trasladamos muchos años atrás. No sólo hablamos del ashram sino de la Montaña en sí. Al visitar ese lugar nos damos cuenta de que tiene algo muy especial. A muchas personas se le aquieta la mente y después no a todo el mundo, pero pasan cosas. En mi caso –explica Vicente Goyanes-, estuve una semana y no dormí nada. Hay energías que se mueven…

Y como conclusión dice Vicente Goyanes:

Pienso que la gente en occidente con esto de la New age esta acostumbrada a buscar experiencias, buscar experiencias paranormales y piensan que eso es la cumbre, alguien que hace yoga y que… Una buena hora tiene de repente una vivencia de totalidad, una cosa especial y que eso ya es el no va más. Realmente eso digamos es como un caramelo que te dan, pero la realidad es tener un conocimiento de lo que tu eres de verdad y para eso no hace falta percepciones paranormales ni hacer viajes astrales ni cosas así.

Dice Ernesto Ballesteros- tenemos que darnos cuenta de que Maharshi no era un yogui. Allí le llaman rishi claro. Esto de quedarse para que de pronto sientas algo especial. Yo creo, vamos creo no, estoy seguro, pues sé que Maharshi nos está oyendo.

Y

Una señora americana una vez – cuenta Vicente-, estaba con él y cuando se iba a marchar le tenía mucha devoción y le dijo, ahora me voy a marchar ya nunca más podré verle y dijo él, no se preocupe porque yo siempre estaré con usted. ¡Es imposible que yo no este con usted, si es la conciencia, no puede no estar. Es imposible!

No es nada sobrenatural en el sentido en que Occidente creemos lo sobrenatural que es algo que supere lo natural. Creemos que de repente vamos a sentir un golpe aquí en el pecho o en la cabeza o un resplandor, todo eso que dicen en las películas, un resplandor algo así. No es nada de esto. Es que Maharshi como le estoy viendo. Se está riendo de estas cosas. Lo único que tienes que mirarte es a ti mismo.

 

Para saber más:

-¿Quién soy yo? Las enseñanzas de Ramana Maharhsi, prólogo de Swami Satyananda Saraswati (Olañeta-Indicabooks)

-La sabiduría del bosque. Antología de las principales upanisáds. Edición y traducción de Félix G. Ilárraz y Óscar Pujol (Trotta)

– La mística hindú- S.N. Dasgupta (Editorial Herder)

– Benarés. A world within A world. The Microcosm of kashi. Yesterday and Today. Richard Lanoy (Editorial Indica)

– La Voz del Silencio, Edicionesvia.com, Aníbal Rama (2008)

www.advaitavidya.org

www.sriramanamaharshi.org