• La Confederación del Miño-Sil trabaja en la estabilización de los taludes dañados por las crecidas del Miño en la zona termal
  • El presidente de la CHMS, Francisco Marín, acompañado por el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, han supervisado esta mañana la buena marcha de los trabajos
  • La reparación se ejecuta mediante técnicas de bioingeniería y siembra de herbáceas que ayudan a la estabilización

 

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS), organismo autónomo dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, trabaja en la reparación de los taludes ubicados en la zona termal entre a Chavasqueira y O Tinteiro afectados por el intenso caudal circulante del Miño en la primavera de 2016.

Esta mañana el presidente del organismo, Francisco Marín, y el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, acompañados de los concejales de Termalismo, Medio Ambiente y Participación Ciudadana, han supervisado la buena marcha de los trabajos.

Las obras en ejecución consisten en el acondicionamiento de los taludes mediante técnicas de bioingeniería, utilizando malla orgánica compuesta al 50% por paja y coco, cosida en ambas caras a una red de polipropileno biodegradable. Previamente, estos taludes fueron perfilados para dotarlos de una pendiente uniforme y constante.

Una vez finalizados los trabajos de colocación de la malla orgánica se procederá a realizar una siembra de herbáceas que ayuden en la  estabilización y protección a largo plazo.

Estas actuaciones, que finalizarán el próximo 26 de mayo, suponen una inversión cercana a los 25.000 euros.

El Concello de Ourense solicitó el apoyo de la administración hidráulica con el ánimo de mejorar el estado de la zona de cara a que turistas y lugareños puedan disfrutar de la importante riqueza termal de la ciudad. 

“La colaboración entre las distintas Administraciones es básica a la hora de optimizar los recursos disponibles y de dar al ciudadano un servicio público de calidad”, ha concluido, Francisco Marín, presidente de la CHMS.