• Coalición por El Bierzo critica el silencio cómplice de los partidos nacionales
  • Presentará una batería de iniciativas para que el AVE no deje aislado a El Bierzo

Servicio Intercity en la estación de Ponferrada

 

Nota de prensa

La reciente noticia de que Adif conectará Lugo con el AVE desde Orense pasando por Monforte de Lemos y renunciando definitivamente a la continuidad de la línea desde León hacia El Bierzo y el norte de Galicia y dejando a todo El Bierzo completamente aislado por ferrocarril de Alta Velociad no es más que la demostración del nulo peso político que este territorio tiene en el marco de la provincia de León y de la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

El Bierzo tiene representantes políticos del PP, del PSOE y hasta de Ciudadanos y Podemos en León, en Castilla y León y en el Congreso de los Diputados y el Senado. Pero nadie ha movido ni un solo dedo para frenar este agravio histórico, este atentado contra el territorio y las gentes de El Bierzo.

La conexión de AVE de Lugo con Monforte y Orense no es otra cosa que el resultado de las presiones y negociaciones de la Comunidad Autónoma de Galicia para evitar que esas comarcas lucenses se queden aisladas y olvidadas. Pues bien, sería más que deseable que Ponferrada y El Bierzo fueran defendidos por sus representantes políticos y por su comunidad autónoma del mismo modo y con el mismo compromiso que Lugo y Monforte lo son por la comunidad gallega y sus respectivos representantes políticos.

Ya sabemos que eso es prácticamente imposible, mientras las decisiones políticas sólo correspondan a los partidos de ámbito nacional, pues ni siquiera en asuntos tan nimios como la cesión de la Cruz de Peñalba a Ponferrada para ser expuesta o el reconocimiento similar al del resto de rutas jacobeas del Camino de Santiago de Invierno por parte de la Junta de Castilla y León, esta administración ha movido ni un dedo, pese a las promesas públicas de algunos de sus más conspicuos representantes.

No podemos condicionar el futuro de El Bierzo a la magnanimidad o la generosidad de los partidos foráneos, más ocupados en sus luchas y promociones internas que en el desarrollo y la vertebración territorial. El Bierzo y los bercianos tenemos en este sangrante episodio del AVE una prueba más de que debemos ser nosotros quienes tomemos el rumbo de nuestro destino para poder forzar decisiones en las administraciones públicas o, cuando menos, hacer oír allí, en esos foros de decisión, nuestras reivindicaciones y, por qué no, también nuestras protestas.

Es seguro que los representantes políticos de los partidos de ámbito nacional no van a hacer nada por El Bierzo, porque no lo han hecho hasta ahora, lo que coloca a nuestro territorio en una situación terrible de aislamiento, máxime cuando tal aislamiento viene a sumarse a la pérdida de más de 7.000 empleos directos en los últimos años. No obstante, esta situación no tiene por qué ser irreversible, pero para revertirla es necesario que los bercianos cambiemos de actitud y de compromiso respecto a los representantes políticos que elegimos, para no elegir a quienes, ante la barbaridad y la injusticia de decisiones como ésta, guardan un incomprensible y cómplice silencio.

Mientras tanto, pese a lo complicado de la situación, Coalición por El Bierzo va a presentar mociones en todos los ayuntamientos y demás instituciones donde tiene representación, Consejo Comarcal y Diputación Provincial, para instar a la Junta de Castilla y León a defender a El Bierzo ante el aislamiento ferroviario y para instar al Ministerio de Fomento a que reconsidere el proyecto del AVE lucense, con el fin de retomar la tantas veces comprometida conexión de Lugo desde León por El Bierzo.